Campus Creativo

Estudiantes de Campus Creativo UNAB tendrán el desafío de pensar alternativas para minimizar el residuo textil que tiene Coaniquem debido a la cantidad de ropa donada que no cuenta con las condiciones óptimas para ser vendida en sus tiendas solidarias.

Escrito por

Con un recorrido por las instalaciones de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado (Coaniquem) se realizó el hito inicial de la alianza concretada entre el Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello y esta fundación.

El objetivo de este acuerdo es que estudiantes de la carrera de Diseño de Productos, liderados por el profesor Hernán Serrano, generen alternativas para ayudar a la reducción del volumen de residuos textiles que tiene Coaniquem debido a la gran cantidad de donaciones de ropa que recibe en sus diez tiendas solidarias.

Según explicó Gissel Trujillo, monitora de Coaniquem que realizó la visita guiada a los estudiantes UNAB, las tiendas solidarias reciben donaciones de ropa, artículos de decoración, juguetes, libros, muebles, electrodomésticos, etc., las que luego se venden allí con el fin de costear el financiamiento de la rehabilitación de niños y niñas.

Sin embargo, la ropa no siempre viene en buen estado, por lo que no es apta para su venta. Y, debido a que no pueden botar nada, han ido generando una gran cantidad de residuos textiles. Así, explicó que de las siete toneladas de ropa donada que tienen hoy, una tonelada corresponde a este rack que no cumple con los estándares mínimos de calidad.

Serán entonces los alumnos y alumnas del Campus Creativo quienes tendrán que idear alternativas o medidas para minimizar estos residuos, siempre teniendo en mente los conceptos de sustentabilidad, medio ambiente y solidaridad.

Gissel Trujillo también contó cómo se lleva a cabo el proceso de donaciones en los locales de la fundación. “Se reciben en cualquiera de las diez tiendas solidarias que tenemos y personal se encarga de retirar las donaciones diariamente. Luego, de trasladan al centro de Pudahuel donde se califican las prendas – si es de hombre, mujer, niño, niña – y se ve si cuentan con los criterios de calidad, es decir, que no tengan manchas, roturas ni que esté en mal estado”, señaló y agregó que las que pasan esta selección son las que luego se devuelven a los locales para su venta.

Respecto a esta oportunidad para los estudiantes de Diseño de Productos, el académico Hernán Serrano manifestó que “entendemos que esto cambia y mejora la vida de niños y niñas, en ese sentido, cada granito de arena que uno haga estará en esa visión. Entonces, este tipo de escenario nos plantea la posibilidad de crear valor en serio y esa es una gran oportunidad en etapas tempranas de estudio, como es el caso de nuestros estudiantes. Es un terreno súper interesante donde trabajar y esperamos ser lo más eficientes con los recursos que tenemos”.

Fotografías: CREA Campus Creativo / UNAB

Noticias relacionadas

Share This