Cronómetro| Pedro Pablo Alonzo buscará llegar a lo más alto del Basquetbol Nacional - Noticias Universidad Andrés Bello
Concepción

El deportista de 25 años ya ha participado de la Segunda División de la disciplina mientras cursa sus estudios en la UNAB. Ahora espera seguir compatibilizando sus actividades académicas y deportivas para rendir al máximo nivel

Escrito por

Desde muy temprano, la vida de Pedro Pablo Alonzo estuvo ligada al deporte, vibrando con el fútbol desde temprana edad y practicándolo en el colegio desde los 9 años. Motivado por sus profesores de educación Física se acercó al basquetbol, deporte que su padre jugó de forma profesional por Petrox y el equipo de la UdeC en la Liga DIMAYOR.

Sin muchas ganas al principio y por cumplir con las expectativas, Pedro comenzó sus primeros pasos en este deporte, tomándole cada vez más el gusto partido a partido. “ahí terminé por convencerme que este era mi deporte, y que bueno, tampoco lo hacía tan mal. Me mantuve entrenando por el colegio y de vez en cuando me subían de categoría para jugar con los más grandes”.

“Así fue hasta que mi papá intervino y me preguntó si quería dedicarle más tiempo, y yo ya fascinado con el deporte, le dije que sí, por lo que terminé entrenando en el Deportivo Alemán de Concepción club al que le tengo mucho cariño”.

Estudios

Compatibilizar los estudios con los desafíos deportivos es, sin duda, un aspecto difícil de alcanzar para cualquier deportista de alto rendimiento que cursa una carrera universitaria. Pedro comenta que, aunque en el colegio no se le complicaba mantener un equilibrio entre ambas cosas, con la enseñanza media y posteriormente la educación superior la situación cambió. “En enseñanza media, ya se complicó más la cosa, priorizaba ir al club más que nada, aunque igual siempre me mantuve entrenando por el colegio, me gustaba mucho representarlo.”

Ahora en la Universidad Andrés Bello, el basquetbolista señala que “las facilidades que me dan son muy buenas, además he tenido profesores que entienden el hecho de que existen estudiantes universitarios que también pueden ser deportistas, por lo que a veces me dejaban retirarme antes o cosas así. A fin de cuentas, no me ha costado compatibilizarlo con los estudios, pero reconozco que, en ocasiones, cuando las solemnes eran difíciles, le pedía permiso a mi profesor para ausentarme de algún entrenamiento y cumplir en lo académico”.

Además de las flexibilidades para compatibilizar ámbitos como lo académico y deportivo, la UNAB también ha sido clave de acuerdo con Pedro para impulsar el desarrollo del deporte dentro de la casa de estudios. “Me atrevería a decir que las instalaciones son únicas en la región. Contar con un polideportivo que posee 3 gimnasios cercanos, una sala de musculación equipada y en buenas condiciones, además de una piscina temperada, que posee horarios libres para los estudiantes, sin duda todo eso ha servido para potenciar mi desarrollo como deportista.”

Logros

Respecto a sus logros deportivos Pedro Pablo ha destacado desde temprana edad, participando de distintas competiciones desde nivel infantil a juvenil y adulto. Participó de la Liga Nacional sub-15 y sub-17 representando al Deportivo Alemán, llegando en esta última al cuadrangular final realizado en San Felipe en 2013. Además, a los 17 años entró de lleno al equipo adulto del Alemán, jugando en la entonces Liga Nacional, que hoy corresponde a la Liga Dos. Aunque no tuvo muchos minutos por su corta edad, Pedro Pablo afirma que “cuando me daban la oportunidad intentaba aprovechar al máximo mi tiempo en cancha”.

En 2020 Alonzo reforzó al equipo AB Maipú de Santiago en el Torneo Internacional Sub 22 de Puente Alto, obteniendo el quinto lugar luego de perder por solo dos puntos en cuartos de final contra los campeones de dicha edición. En lo individual, el desempeño de Pedro Pablo lo llevó a ser nombrado Mejor Triplista del Campeonato, formando parte también del Equipo Ideal del torneo.

Respecto a su futuro, Pedro espera compatibilizar el trabajo con el deporte de alto rendimiento. “Me encantaría poder trabajar y jugar a la vez, se que es complicado, pero no quiero quedarme con esa espina de no jugar al menos un año la Primera División de la Liga Nacional”.

 

Noticias relacionadas