Desafíos de las nuevas tecnologías frente a los Derechos de las personas
Alumni

La conferencia organizada por la Dirección de Egresados estuvo a cargo de la Dra. María José Escobar, Seremi de Ciencia de la Macrozona Centro, quien revisó las principales consideraciones en torno a un tema que plantea dilemas éticos.

Escrito por

Este miércoles 28 julio a las 11:00 horas se llevó a cabo la Conferencia online “Neuroderechos”. Durante la jornada la Dra. María José Escobar repasó los principales avances en Inteligencia Artificial (IA), sus usos cotidianos y en aspectos médicos actuales y futuros, tales como el uso de chip cerebrales que está desarrollando Neuralink de Elon Musk.

Asimismo, delineó las cuatro áreas que se deben considerar a la hora de proponer neuroderechos: la privacidad y el consentimiento, voluntad e identidad, aumentación cognitiva y sesgo.

Respecto a la segunda área destacó el uso de tecnologías que alteran el funcionamiento cerebral y por ende la identidad de los individuos. En ese sentido ejemplificó con el caso de Phineas Gage, el caso más célebre de una lesión córtex prefrontal que causó radicales cambios en un individuo.

La interrogante a partir de ese punto es cómo el uso de Deep Brain Stimulation (neuroestimulación profunda) y tecnologías tales como un chip cerebral tendrán no solo un uso médico, sino también serán posibles de hackear o intervenir, vulnerando derechos tales como la identidad y el libre albedrío.

Avanzar en neuroderechos

A ello se suma el sesgo ya presente en algunas plataformas que utilizan IA, tales como Google ADS, que presentan ofertas laborales distintas en remuneración y nivel de especialización en el caso de hombres y mujeres; o el programa desarrollado por IBM-Watson capaz de detectar cáncer pulmonar con una efectividad sobre el 90% en la población occidental, pero que en el caso de los asiáticos apenas llega al 66% de efectividad.

“Los algoritmos que ocupa las IA tiene sesgos implícitos, que son parte de las bases de datos con las que se programan” puntualizó la Dra. Escobar “se ha avanzado mucho en igualdad y por eso es importante evitar que la tecnología difunda prejuicios y sesgos respecto a ciertos grupos”.

Dado todo lo anterior la conferencista propuso cinco neuroderechos que podían salvaguardar las áreas mencionadas, y que deberían considerarse a la hora de legislar explícitamente respecto a este complejo tema. Estos derechos serían:
1. Derecho a la privacidad mental.
2. Derecho a la identidad y a la autonomía personal.
3. Derecho al libre albedrío y la autodeterminación.
4. Derecho al acceso equitativo y a la aumentación cognitiva.
5. Derecho a la protección de sesgos algorítmicos o procesos automatizados de toma de decisión.

“En Chile la Comisión Desafíos de Futuro del Senado está trabajando en una reforma a la constitución específicamente en el art 19 N°1 para incluir la protección de los derechos frente a estos avances de la neurotecnología, específicamente en temas de identidad individual y el libre albedrío. En esto somos un país pionero” destacó María José Escobar.

Noticias relacionadas