Con un positivo balance UNAB realizó en sus tres sedes el cierre de la primera etapa del Proceso de Acreditación Institucional - Noticias Universidad Andrés Bello
Universidad

Durante tres jornadas desarrolladas en Viña del Mar, Concepción y Santiago, las autoridades de la Universidad Andrés Bello dieron a conocer una serie de resultados relacionados con los logros alcanzados desde el anterior proceso de acreditación, en 2017. El rector Julio Castro se refirió a los aprendizajes, a la Autoevaluación Institucional y a la importancia de ser reconocidos externamente como una universidad de excelencia.

Escrito por

En un ambiente de compromiso y cohesión, la Universidad Andrés Bello (UNAB) realizó en sus sedes de Santiago, Viña del Mar y Concepción la jornada de cierre de la primera etapa del Proceso de Acreditación Institucional nacional , con el objeto de valorar el importante trabajo realizado durante la Autoevaluación Institucional. Lo anterior, con el convencimiento de que esto reflejará la solidez y las fortalezas de la institución en las etapas de Evaluación Externa y Pronunciamiento en las distintas áreas evaluadas: Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Docencia de Postgrado, Investigación y Vinculación con el Medio.

La actividad fue encabezada por el rector Julio Castro, presidente del Comité de Autoevaluación Institucional, quien, junto con otras autoridades, destacó que un elemento clave ha sido la participación y el trabajo realizado por toda la universidad, lo que permite avanzar con confianza hacia las siguientes etapas, que corresponden a la visita de los pares evaluadores y la acreditación final, cuyo resultado se conocerá en noviembre.

“Hemos aprendido que la universidad y el proceso de acreditación lo hacemos todos y cada uno”, aseguró la máxima autoridad de UNAB, destacando los aprendizajes del periodo y la importancia de ser reconocidos como una universidad de excelencia. “Aprendimos que esto es una mejora continua, no es algo que se da una vez y se queda ahí, es decir, hoy tenemos muy buenos indicadores, pero otras universidades también los tienen, así que no nos detenemos, esto sigue, tenemos metas bastante ambiciosas“, añadió.

En las ceremonias estuvieron presentes, entre otros, el prorrector Gonzalo Guzmán; Nicolás Bronfman, Vicerrector Académico; Carmen Gloria Jiménez, Vicerrectora de Aseguramiento de la Calidad; decanos, directores, académicos y colaboradores.

En la ocasión, Castro entregó algunos conceptos para mostrar que UNAB es una universidad de excelencia. “Somos la universidad más grande de Chile en número de alumnos, pero a la vez somos una gran universidad, porque no solo recibimos alumnos, sino que individuos para entregarles una formación pertinente y de calidad, así como para insertarse en un mercado laboral cada vez más cambiante, lo que va a significar una movilidad social para él, su familia y su entorno”.

Mencionó además el reconocimiento por desarrollar investigación con niveles de excelencia, pese a ser una universidad con solo 33 años de antigüedad. Asimismo, el hecho de que UNAB es la universidad privada que más doctores aporta al sistema, y que hasta la fecha ha entregado al país más de 120 mil nuevos profesionales que permiten cambiar la cara al desarrollo.

“Lo más importante es que somos una comunidad diversa, tolerante, inclusiva, una comunidad como es el Chile de verdad. (…) Yo estoy convencido de que somos una universidad de excelencia, es algo que internamente ya sabemos, pero no basta con que lo digamos nosotros. Con el proceso de acreditación por 6 años lo que buscamos es ser reconocidos por los demás, que nos reconozcan externamente, y sé que vamos a tener ese reconocimiento público“, concluyó el rector.

Consultada sobre el proceso, Carmen Gloria Jiménez, Vicerrectora de Aseguramiento de la Calidad, destacó que fue muy participativo: “Creo que eso es lo fundamental. Haber alcanzado todas las metas, todos los logros, se debe a que la gente, cada uno de los equipos, están super comprometidos“.

“Estamos felices como vicerrectoría de canalizar todas estas energías para poder ir por un resultado de 6 años en nuestra acreditación institucional. Es un gran desafío, pero estamos convencidos de que ha sido un gran trabajo, que la universidad tiene mucho que aportar al sistema de educación superior del país y ahí están nuestras convicciones”, agregó.

Por su parte, Paola Jarur, Vicerrectora de Comunicación Estratégica, enfatizó que lo más importante del proceso de acreditación, más que el resultado mismo, es la información obtenida durante todos estos meses. “En el ejercicio de autoevaluación podemos conocer nuestras fortalezas y debilidades como Universidad. Analizamos los compromisos asumidos, dando una valiosa oportunidad que permita impulsar los planes de mejora para el futuro“, puntualizó.

Sede Santiago

En el marco de la ceremonia en la Sede Santiago, que se desarrolló en el Campus Casona, el primer orador fue el prorrector Gonzalo Guzmán, quien mostró un panorama general de los logros alcanzados por la institución desde la anterior acreditación en 2017. “Es importante entender el contexto en el cual hemos desarrollado este proceso. Han sido 5 años en los cuales iniciamos un plan estratégico, hubo cambios de gobierno, situaciones sociales, reformas a la educación superior, se consolidó la gratuidad, nos reacreditamos con MSCHE por 8 años, en 2020 y 2021 vivimos la pandemia por el Covid-19, cambios en la prueba de admisión (PTU y ahora PAES). Entonces, la universidad ha ido navegando en un contexto que, localmente y a nivel mundial ha estado muy desafiante“, comentó.

Así, en ese marco -dijo- se han alcanzado grandes logros, entre los cuales destacó algunas cifras (a 2021): 57 mil estudiantes totales, comparado con 47 mil al periodo anterior en 2017; casi 2.400 jornadas completas equivalentes, en comparación con 2.000 anteriores; 60,7% jornadas completas totales versus 53%, y $ 6.350 millones promedio de inversión anual en investigación. “Es decir, precisó, cada vez más dedicación para gestión, investigación y docencia“.

“Todo esto se aglutina en torno a un plan, un gran equipo, una misión, una visión, y una universidad. Para lograr esto, nuestra vía ha sido el Plan Estratégico, por eso el avance institucional no es casualidad”, sostuvo el prorrector.

Posteriormente, el Vicerrector Académico, Dr. Nicolás Bronfman, reforzó esta idea al señalar que “en el ámbito académico, en los resultados del proceso formativo, ese planteamiento estratégico de 2017 es lo que marca realmente el avance y los éxitos que hemos logrado. Eso es lo que ha alineado y llevado a la institución a lograr los estándares de calidad y excelencia que mostró el prorrector”, subrayó.

A continuación, presentó algunos avances y logros en el área de pregrado, postgrado y en el cuerpo docente. Entre los múltiples resultados destacó la tasa de retención en primer año: “Es uno de los resultados más increíbles que ha logrado la institución porque, a diferencia de otras instituciones, no trabajamos con un único perfil de estudiante para el pregrado tradicional, sino que tenemos cuatro segmentos”.

Para lograrlo, explicó, “caracterizamos muy bien el perfil de cada uno de esto segmentos: el pregrado tradicional diurno, el vespertino, Advance presencial y online. Caracterizamos muy bien las necesidades de cada uno de estos estudiantes, ajustamos muy bien los programas para avanzar en la dirección correcta, lo que se ve reflejado en la tasa de retención“.

Asimismo, el Vicerrector Académico destacó que mejoró la tasa de aprobación. Estos logros, que fueron puestos como foco en el Plan Estratégico, son resultado de “un gran trabajo de las escuelas, los departamentos, las facultades, del CIADE, los apoyos económicos, entre otros”. “Con más retención y más aprobación, mejora la titulación oportuna, que es lo que buscamos, que los estudiantes se queden con nosotros solo el tiempo para el cual están diseñados los programas”, añadió.

En el caso de postgrado, la autoridad dio cuenta de una profunda transformación en los últimos 5 años: “Hicimos una restructuración, creamos la Vicerrectoría de Desarrollo Profesional y uno de sus focos principales es darle pertinencia y sustentabilidad a los programas de postgrado“.

Y en relación al cuerpo docente, Bronfman dio cuenta de un aumento en su cantidad y en su calidad: “Tenemos académicos mejor formados y capacitados, con más compromiso con la institución”, y finalizó su alocución señalando que “debemos todos sentirnos tremendamente orgullosos del trabajo que hemos hecho y que coloca a UNAB en un sitial de excelencia”.

Como parte de la ceremonia, se hizo entrega de reconocimientos a algunos académicos y funcionarios por su colaboración en el proceso de autoevaluación con fines de acreditación. María Antonia Clarian, docente de carrera de Medicina, profesora encargada de séptimo año del internado de Medicina Comunitaria, y quien fue destacada por su aporte al proceso de acreditación que está viviendo UNAB, comentó que está muy contenta con la forma en que se ha llevado adelante: “Ha sido un proceso muy feliz, muy amable, muy bien dirigido. Además, el alineamiento desde la Vicerrectoría Académica fue muy importante para trabajar en estas bases”.

Sede Viña del Mar

La primera jornada se realizó en la Sede Viña del Mar, donde el vicerrector Gerald Pugh brindó un discurso de bienvenida: “Estamos muy contentos de que la primera de estas ceremonias simbólicas de cierre del proceso de acreditación se esté desarrollando en la Sede Viña del Mar con la participación del Rector y de los integrantes del Comité de Rectoría. Su presencia en esta actividad es un hecho muy relevante para nuestra Sede”, aseveró.

Y agradeció la colaboración de quienes han sido parte de este proceso, ya que “gracias al esfuerzo de todos pudimos finalizar de manera satisfactoria el trabajo consistente en la autoevaluación, elaborando un documento muy completo, que resume los principales progresos y desafíos que tenemos como institución para seguir avanzando”.

Por su parte, el rector Castro recalcó que el sentido de esta actividad era agradecer todo el trabajo realizado en estos últimos cinco años en la Sede. “Desde el Plan Estratégico anterior y los tres años y medio del proceso de acreditación pasado, ha sido una gran labor la que se ha efectuado, alcanzando positivas cifras que nos posicionan dentro del grupo de universidades de excelencia del país“, precisó.

La máxima autoridad de la UNAB reiteró sus agradecimientos a los profesores, estudiantes y funcionarios de esta Sede. “Los datos que certifican las mejoras académicas en Viña del Mar son iguales o superiores en varios de los aspectos analizados si lo comparamos con la Sede Santiago de la UNAB. Esta noticia nos llena de orgullo y satisfacción por la organización de la labor desarrollada en cada una de nuestras sedes“, destacó.

En tanto, el prorrector Gonzalo Guzmán, dio a conocer en esta jornada los avances de la institución en los últimos años en las siguientes áreas: información relativa a Recursos Humanos; mejoramiento de la infraestructura de las sedes; inversión en equipamiento; entrega de apoyos a estudiantes y la incorporación de nuevas tecnologías. Asimismo, compartió algunos de los aprendizajes respecto al impacto de la pandemia en la gestión de la UNAB.

Sobre los resultados más relevantes del periodo 2017-2021 en el proceso formativo de pre y postgrado se refirió el Vicerrector Académico: “Lo que hacemos en este proceso de cierre es mostrarles a todos quienes integran la comunidad universitaria de la Sede Viña del Mar el excelente trabajo que han concretado. En esta Sede han logrado llevar todos los resultados del proceso formativo de estudiantes y otros elementos desarrollados a niveles de excelencia institucional”.

Nicolás Bronfman indicó que siempre el foco de esta Sede ha sido entregar a los estudiantes la mejor formación, entendiendo que la UNAB es una universidad pluralista e inclusiva, considerando los distintos segmentos y diversas realidades del país.

Finalmente, Ana María Cid, Directora Académica de la Sede Viña del Mar, manifestó su alegría en esta jornada de cierre por la labor de todos quienes integran este equipo de trabajo. “Los profesionales de la Sede, desde sus directores, académicos, estudiantes y administrativos han cooperado en este proceso de manera muy comprometida. Estamos esperando la visita de los pares la próxima semana y estamos seguros de que el resultado cumplirá nuestras expectativas”, concluyó.

Sede Concepción

En Concepción, el vicerrector Carlos Gonzalez agradeció a la comunidad por el trabajo conjunto realizado durante este periodo. “Debo expresar mi profundo agradecimiento a las y los académicos de la sede, a nuestros estudiantes, a las colaboradoras y colaboradores. Todos dedicaron un tiempo valioso de sus vidas a la Universidad para hacer posible este proceso. Somos una sede joven, pero con visión de futuro”.

En la ocasión, el prorrector, Gonzalo Guzmán, destacó que el proceso no solo se llevó a cabo a través de las distintas reuniones de subcomités. Además, se realizaron más de 150 mil encuestas a través de diferentes vías. Todo este trabajo se desarrolló de manera paralela y en línea con el Plan Estratégico Institucional (PEI). Sin embargo, estuvo enmarcado en un período sumamente difícil por la contingencia nacional e internacional. Con una mayor complejidad debido a la aparición y permanencia de la pandemia del Covid-19.

“No ha sido un periodo fácil. No solamente nuestra Universidad, sino todo el sistema educativo ha tenido que desarrollarse y adaptarse. Creo que nuestra comunidad y la sede Concepción ha dado muestras de este trabajo. Cuando uno ve los indicadores, ve que la Universidad se ha seguido desarrollando“, precisó.

Y como ejemplo citó algunos de estos avances: “Hemos aumentado casi 100 mil estudiantes desde 2017, que es donde terminó el Plan Estratégico anterior y la acreditación a anterior. Ha habido un crecimiento interesante sobre todo en las áreas de pregrado, pero también el postgrado, muy influenciado por el crecimiento del segmento del adulto trabajador y las modalidades online”. Asimismo, valoró que el número de docentes y jornadas completas equivalente también ha ido creciendo.

Sobre la sede en la Región del Biobío destacó las mejoras en infraestructura, como la construcción de un Hospital Clínico Veterinario, de laboratorios en Química y Farmacia, la ampliación de la Clínica Psicológica, entre otras. “Es muy satisfactorio ver que esta sede, que es la más joven se ha ido consolidando”, aseguró.

Para el vicerrector académico, Nicolás Bronfman, el resultado más importante en la institución ha sido respecto del proceso formativo: “Todo lo que nos hemos transformado, dentro de cada una de las unidades, para poder obtener mejores tasas de retención. Somos una institución que realmente plasma su visión de ofrecer a todos quienes quieren progresar una formación de excelencia en los distintos segmentos“.

En ese sentido, explicó que los desafíos planteados dentro del PEI fueron ampliamente cumplidos. Metas como asegurar una gestión académica efectiva y de calidad, centrada en brindar una experiencia educativa enriquecedora para los estudiantes o expandir y potenciar la generación del nuevo conocimiento e innovación, son parte de esta planificación. Resultados en que también la sede Concepción tuvo importantes avances.

Noticias relacionadas