Facultad de Ingeniería

A través de las cuatro carreras que forman parte de este programa, la Facultad de Ingeniería trabaja a lo largo de sus tres sedes con un enfoque puesto en la práctica, que permite seguir sumando experiencia y la generación de redes entre los estudiantes.

Escrito por

A través de las cuatro carreras que forman parte de este programa, la Facultad de Ingeniería trabaja a lo largo de sus tres sedes con un enfoque puesto en la práctica, que permite seguir sumando experiencia y la generación de redes entre los estudiantes.

Advance Ingenieria

Los más de mil alumnos que ingresan al Programa Advance UNAB en la Facultad de Ingeniería UNAB de la Universidad Andrés Bello (UNAB) tiene un elemento común: todos tienen conocimientos previos, ya sea porque cursaron carreras técnicas o profesionales o porque llevan muchos años trabajando en empresas relacionadas.

El programa fue creado especialmente para esos trabajadores que deciden perfeccionarse y obtener un título profesional que les permita acceder a mejores puestos o nuevas oportunidades. “En Advance te encuentras con alumnos de distintas carreras que poseen un sinfín de conocimientos increíbles”, dice Humberto Álvarez, director de Ingeniería en Seguridad y Prevención de Riesgos de la Sede Santiago UNAB. “Hemos recibido funcionarios de las Fuerzas Armadas y Carabineros. Y también bomberos, muchos de los cuales se han capacitado como instructores en Estados Unidos. Ellos tienen una formación tremenda y toda esa experiencia sirve muchísimo, tanto a ellos como a sus compañeros y profesores”.

Precisamente la experiencia acumulada en sus puestos de trabajo es clave a la hora de enfrentar sus estudios en las distintas carreras que son parte de este programa en la Facultad de Ingeniería: Ingeniería en Seguridad y Prevención de Riesgos, Ingeniería Industrial, Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería en Computación e Informática.

“El perfil requiere que los estudiantes tengan experiencia laboral. Eso permite que en la clase los contenidos se puedan asociar a su día a día y que siempre puedan aportar con algún punto de vista o caso concreto”, explica Danilo Hernández, director de Ingeniería Industrial y Civil Industrial de la Sede Concepción UNAB.

Trabajando desde la experiencia

Considerando el enfoque del programa, que contempla clases tres veces por semana fuera del horario de oficina, Advance busca maximizar los tiempos y potenciar el aprendizaje a través de la experiencia. “Se trata de actividades que sean significativas para el alumno, dado que sus tiempos son limitados. Como los profesores tienen amplia experiencia, la idea es analizar casos reales que se puedan aplicar. Ése es el foco que le queremos dar”, asegura Hernández.

Según Romina Torres, directora de Ingeniería en Computación e Informática de la Sede Viña del Mar UNAB, la clave es la metodología basada en proyectos, lo que opera en todas las asignaturas de la malla de esta carrera. Para ello se requiere que el alumno tenga un cliente, que puede traer él o conseguir a través de la plataforma de la facultad. “Mediante nuestros convenios podemos postular a proyectos reales, por ejemplo, en Viña del Mar estamos trabajando con Serviu y Senama. Ellos nos plantean problemáticas que necesitan resolver y nuestros alumnos los revisan. La ventaja es que tienes un cliente con el que vas validando lo que desarrollas”.

Por su parte, Álvarez destaca que lo importante es que el estudiante esté al tanto de todo lo que está ocurriendo en el mundo laboral en el que se va a desempeñar. Para ello, tanto en Viña del Mar como en Santiago, hay laboratorios completamente equipados con los mismos instrumentos que están utilizando quienes trabajan en el área de Seguridad y Prevención: “Cuando el alumno egresa sabe perfectamente con lo que se va a enfrentar”.

Generando redes de contacto

Advance Ingenieria en Seguridad y Prevencion de RiesgosEl perfil de los estudiantes también demanda un cuerpo académico con experiencia profesional relevante y que tengan conocimiento de la industria, los que además son capacitados para hacer clases a adultos. “No son alumnos sin experiencia, sino que profesionales, a quienes hay que entregarles profesores que realmente tengan experiencia laboral. Si va a haber un curso de desarrollo móvil, la idea es que el académico esté liderando proyectos de ese tipo”, resalta Torres.

Lo anterior permite generar redes de contacto entre los estudiantes y los académicos. En la carrera, por ejemplo, hay un profesor que es emprendedor y tiene una empresa de videojuegos, a través de la cual se ha ganado varios fondos y ya ha contratado a ex alumnos como empleados y practicantes. “Lo que hacemos es buscar gente que esté inserta en el mundo laboral, para que puedan abrirse redes y que los alumnos vean cómo se aplica”, añade.

Pero estas redes no sólo se construyen entre docentes y alumnos, sino también entre los propios estudiantes. “Con los compañeros se van creando redes de contacto que les ayuda porque hay harto foco en el trabajo cooperativo y en equipo para entender procesos, lo que permite que todos establezcan una relación de colaboración”, afirma Hernández.

Perfil integral

Si algo tienen en común las distintas ingenierías que forman parte del programa Advance, es que todas buscan formar profesionales íntegros y que puedan desempeñarse en el abanico de posibilidades que les ofrecen sus carreras. En el caso de Ingeniería en Seguridad y Prevención de Riesgos la malla no está separada por área productiva y hay dos grandes ejes que son el sello que se busca imponer: la gestión integrada y la higiene ocupacional e industrial.

Álvarez detalla que en cada unidad temática se van viendo distintos procesos, de construcción, de minería o de acuicultura, entre otros. “Los profesores pasan por la gran mayoría de las áreas de competencia por las que se van a desempeñar los prevencionistas, ya que hoy en día no sólo pueden estar en una constructora, sino también en un banco”.

En tanto, en Ingeniería Industrial y Civil Industrial, Hernández asegura que se busca formar profesionales que tengan la capacidad de salir del estado de confort, por lo que se les entrega herramientas para pueda lidiar con distintos aspectos. “El foco es la transversalidad y toda la capacidad de gestión que se obtiene en el programa. Se entrega una mirada más global de la empresa y entender el proceso de toma de decisiones”.

Por su parte, Torres apunta que –siguiendo la línea de la propia Facultad de Ingeniería, que busca insertar rápidamente a los profesionales en el ámbito laboral– “lo que nosotros hacemos en Advance es tomar a este estudiante que viene con un técnico anteriormente, y prepararlo para ser un ingeniero capaz de identificar problemáticas, y por sobre todo implementar y liderar soluciones”.

Noticias relacionadas

Share This