Facultad de Ingeniería

Carolina Lagos, Directora de Vinculación de la Facultad de Ingeniería, participó como relatora internacional y miembro del Comité Científico en el 6° Simposio sobre Control de Procesos, organizado por la Universidad de Ploiesti y la Sociedad Rumana de Automática e Informática Técnica.

Escrito por

Carolina Lagos, Directora de Vinculación de la Facultad de Ingeniería, participó como relatora internacional y miembro del Comité Científico en el 6° Simposio sobre Control de Procesos, organizado por la Universidad de Ploiesti y la Sociedad Rumana de Automática e Informática Técnica.


La integración de redes industriales de instrumentación inteligente en el manejo de los procesos industriales es clave en el mejoramiento continuo de los niveles de productividad. Se trata de un hecho transversal a todos los ámbitos productivos, y fue analizado por la académica y Directora de Vinculación de la Facultad de Ingeniería, Carolina Lagos, durante el 6° Simposio Internacional sobre Control de Procesos realizado entre el 1 y el 3 de junio en la ciudad de Ploiesti, Rumania, ubicada a 60 kilómetros de Bucarest.

El evento, organizado por la Universidad de Ploiesti y la Sociedad Rumana de Automática e Informática Técnica, reunió a prominentes académicos e investigadores del ámbito del control automático en torno a las últimas tendencias en tópicos como inteligencia artificial, equipamiento de control, informática industrial, dinámica de sistemas técnicos complejos y robótica, entre otros.

Redes para la Instrumentación Inteligente

La presentación de la académica de nuestra Universidad, quien además de ser relatora internacional formó parte del Comité Científico del simposio, se centró en la problemática que presentan las redes de instrumentación inteligente y en la informatización del los procesos productivos.

Junto con el crecimiento de los llamados “dispositivos inteligentes”, estos factores han contribuido a mejorar el control de las plantas industriales, la productividad y la calidad de los productos, abriendo puertas para nuevos proyectos que no podrían haber sido implementados de no contar con la tecnología actual. Específicamente, el control mejorado de ciertas variables críticas implica importantes beneficios, en algunos casos indirectos, como la reducción de las emisiones contaminantes.

Los buses de campo ofrecen gran flexibilidad a los operadores de sistemas. Les permiten monitorear todos los dispositivos que lo componen e interpretar fácilmente sus interacciones, a fin de detectar y corregir errores en la planta, reduciendo costos y el tiempo en que la planta no opera.

Los controles de comunicación tradicional incorporan todos los algoritmos. Actualmente, la instrumentación inteligente ha evolucionado de acuerdo a las necesidades de la industria, generando controles avanzados y técnicas de control adaptables a redes industriales. Cabe destacar que las redes de instrumentación inteligente permiten controlar de manera bidireccional los dispositivos de campo y los sistemas de control.

La tecnología de los buses de campo ha facilitado la forma de obtener información desde la planta vía instrumentación inteligente. En la instrumentación de campo existen distintas formas de transmitir datos, lo que crea un problema en la integración del control de los sistemas porque obliga a incorporar elementos transitorios, por ejemplo, gateways o puentes que permiten al control de la planta distintas rutas de transmisión de información o formas de interpretarla.

Noticias relacionadas

Share This