Alumni

Renato Borrás, Alumni UNAB de Biología Marina, ganó unos de los cinco premios entregado por el INACH, para realizar su investigación

Escrito por

Renato Borrás, Alumni UNAB de Biología Marina, ganó unos de los cinco premios entregado por el INACH, para realizar su investigación sobre cambio climático en el planeta y el impacto en el lobo marino antártico.

 

 

El proyecto de investigación realizado por el Alumni UNAB de Biología Marina, Renato Borrás, ganó uno de los cinco premios que entrega el Instituto Antártico Chileno (INACH) en el Concurso de Apoyo de Tesis de Postgrado, para los años 2016 y 2017. La investigación se realiza como tesis del Doctorado en Ecología que el ex alumno de la Universidad Andrés Bello realiza en la PUC.

 

El estudio realizado por Renato, pretende entender cuáles son los factores que modelan las conductas de alimentación de las colonias de lobo marino antártico presentes en el cabo Shirreff. “La gran variabilidad ambiental que existe en el área, que modifica la disponibilidad de presas y las condiciones del lugar año tras año, abren un sinnúmero de preguntas sobre cómo estas colonias lidian con dicha variabilidad. La zona se caracteriza por un acelerado aumento en la temperatura producto del cambio climático, siendo la porción oeste de la península Antártica una de las tres áreas más críticas bajo los actuales escenarios de cambio global”, señala Borrás.

 

 

Esta área constituye el límite sur de la distribución geográfica de las especies, “es uno de los tres puntos del planeta donde se ha evidenciado una mayor aceleración en el incremento de la temperatura. Mediante el estudio de estas colonias podemos determinar cuáles son las estrategias que la especie utiliza para adquirir el alimento en lugares con alta variabilidad ambiental, y así entender mejor el efecto del cambio climático”, explicó el científico.

 

 

Debido a la trascendencia de la investigación de nuestro biólogo marino, el proyecto logró ser financiado de forma conjunta por el INACH, la Comisión Nacional de Ciencia y Tecnología de Chile, y la National Oceanic and Atmospheric Administration, de Estados Unidos. “La Antártica necesita hoy más que nunca que la comunidad científica se empodere de la innumerable cantidad de estudios que pueden realizarse en este lugar”, sentencia Renato Borrás.

 

 

 

Noticias relacionadas

Share This