Ciencias Exactas

Las alumnas del Doctorado en Astrofísica de la Universidad Andrés Bello, Gabriela Navarro y Andrea Mejías, visitaron Italia para participar en la XVI versión de la Escuela de Verano del Observatorio Vaticano.

Escrito por

 

Entre los 24 estudiantes provenientes de 18 países, Andrea Mejías (arriba) y Gabriela Navarro (abajo), alumnas del Doctorado en Astrofísica de la Universidad Andrés Bello, fueron seleccionadas para participar de la XVI versión de la Escuela de Verano del Observatorio Vaticano, uno de los centros astronómicos más antiguos del mundo. La que trató sobre variabilidad estelar en la época de los grandes surveys astronómicos.

Los estudiantes que participaron de esta, una de las más prestigiosas escuelas en astronomía, recibieron una intensa formación académica y práctica de parte de astrónomos expertos en variabilidad, realizaron investigación original y fueron visitados por astronautas, filósofos e historiadores de la astronomía.

El Observatorio Vaticano ubicado en los Jardines Papales de Castelgandolfo, es uno de los institutos de astronomía con mayor tradición, tiene telescopios en Roma y en Arizona, EEUU. Entre sus colecciones se encuentran las obras de Galileo Galilei, Nicolás Copérnico, Isaac Newton, entre otros, y su colección de Meteoritos es una de las más grandes de la tierra. Sus miembros pertenecen a la Orden Jesuita y son en su mayoría astrónomos.

Esta escuela capacitó a nuestras estudiantes en el manejo de grandes bases de datos, data mining, etc., que son las herramientas del futuro en astronomía. El Observatorio Vaticano les otorgó, además, la oportunidad visitar la Santa Sede donde tuvieron una audiencia con el Papa Francisco.

Noticias relacionadas

Share This