Facultad de Ciencias de la Vida

El Dr. Felipe Corrêa estuvo a cargo de la asistencia médica de caballos, burros y mulas de trabajo en El Cairo, como parte de la labor que desempeña la ONG Egypt Equine Aid. Además de tratar heridas y enfermedades, esta experiencia de voluntariado contribuyó a la educación de los propietarios en bienestar animal.

Escrito por

Egypt Equine Aid es una ONG australiana que desde 2014 administra un hospital veterinario para caballos, burros y mulas de trabajo en El Cairo. Su objetivo es atender y cuidar a los animales enfermos y heridos, dándoles la posibilidad de descansar hasta su recuperación. Parte de este trabajo involucra directamente la educación de los propietarios y la comunidad local, de manera de aumentar la conciencia sobre el bienestar animal.

Otro aspecto relevante de esta labor es ofrecer experiencia práctica a estudiantes de medicina veterinaria y oportunidades de desarrollo a veterinarios profesionales. En mayo de este año, el Dr. Felipe Corrêa -graduado del Doctorado de Medicina Veterinaria UNAB y exacadémico de nuestra casa de estudios- regresó a Chile luego de liderar el trabajo de esta ONG durante un voluntariado de cuatro meses.

Sobre esta experiencia, el Dr. Corrêa explica que el nivel de educación de los propietarios en general es muy bajo, al punto que el bienestar animal es prácticamente inexistente.

“Los équidos son tratados como instrumentos de trabajo, los que, de no rendir, no se les da agua ni alimento”, detalla.

Así, durante extensas jornadas de ocho horas diarias, seis días a la semana, las principales labores consistieron en tratar heridas, fracturas, cólicos, desparasitaciones, además de contribuir a la educación de los propietarios de estos animales. “También me encargaba de la formación de veterinarios locales, quienes no han tenido muchas oportunidades de trabajar con équidos ni médicos veterinarios extranjeros”, relata.

Trabajo con sentido y proyección

“Es gratificante saber que muchos propietarios después de conocer la labor de la ONG, vuelven y cambian algunos de sus hábitos”, reflexiona Felipe Corrêa, destacando que si bien este voluntariado duró cuatro meses, antes de terminar su labor en Egipto se aseguró de dejar como reemplazantes a Nathalie Sánchez, exinterna de Hospital Veterinario Equino de la UNAB, y a Eduardo Díaz, exalumno de Medicina Veterinaria, también de nuestra casa de estudios.

Ambos se encuentran actualmente en El Cairo. Al respecto, el Dr. Corrêa considera que este voluntariado se presenta como una interesante oportunidad para que nuestros estudiantes de Medicina Veterinaria puedan postular como pasantes “y conocer una realidad muy distinta a lo que ven durante sus estudios”.

En la siguiente galería podrás ver parte del trabajo que realizó el especialista en Egipto, además de su registro fotográfico de las zonas rurales y culturales que tuvo la oportunidad de conocer.

 

Noticias relacionadas

Share This