Ciencia y Tecnología

El exministro de Medio Ambiente visitó el campus República en el marco de la celebración del XX aniversario de la carrera de Ingeniería Ambiental. Quien también fuera director de esta carrera en la UNAB, abordó la emergencia climática y las vías para hacerle frente ad portas de la realización de la COP25 en nuestro país.

Escrito por

Este año la carrera de Ingeniería Ambiental celebra su vigésimo aniversario. Como parte de las actividades organizadas para conmemorar este hito, el campus República recibió la visita de Marcelo Mena, Exministro de Medio Ambiente quien fue también director de esta carrera y del Centro de Investigación para la Sustentabilidad de nuestra casa de estudios.

En esta oportunidad, el actual Gerente de Investigación y Análisis de cambio climático del Banco Mundial ofreció una clase magistral centrada en los desafíos mundiales y nacionales frente al cambio climático, de cara a la realización de la Conferencia de las Partes de Naciones Unidas (COP 25) en Chile a principios de diciembre.

El Dr. Ariel Reyes, director del Departamento de Ciencias Biológicas, ofreció las palabras introductorias en representación del Decano de la Facultad de Ciencias de la Vida, Dr. Alfredo Molina. En el marco celebratorio del evento, hizo hincapié en la obtención de 5 años de acreditación de la carrera de Ingeniería Ambiental UNAB el 2018, y reconoció la trayectoria del expositor, su extensa carrera como investigador y los premios internacionales “que lo reconocen como un importante promotor del cuidado del medio ambiente, del aire limpio, y de la toma de conciencia del cambio climático”.

Previo a la clase magistral, la Dra. Elizabeth Garrido, directora de esta carrera, se refirió a sus principales hitos, objetivos, y la dialéctica sostenida a través los diversos contextos normativos y políticos en materia ambiental en el país desde 1999, posicionándose “entre las mejores carreras de Ingeniería Ambiental en el país, con un plan de estudios innovador y diferenciador, que responde a los desafíos del desarrollo sustentable”. Destacó también a sus más de 260 egresados, profesionales altamente valorados en diversos contextos laborales y académicos, públicos y privados.

“Los invito a reflexionar sobre nuestro rol y los desafíos de la crisis ambiental global y nacional que nos exige en la formación de nuevos profesionales de las ciencias ambientales, en particular respecto al cambio climático”, concluyó la académica, dando pie a la exposición del Dr. Mena, a quien señaló como un actor relevante en el trayecto de los 20 años de Ingeniería Ambiental UNAB.

Enfrentando la emergencia climática

“El Acuerdo de París es un tremendo desafío para todos nosotros, porque significa que las emisiones globales tienen que bajar en torno a un 45% al año 2030, si es que queremos mantener el aumento de la temperatura del planeta dentro de 1,5°C respecto a los niveles preindustriales, o 20% para mantener el calentamiento en 2°C”, planteó Mena para abrir su exposición.

“Para poder cumplir con esto, tenemos que llegar a hacer cerca de 0 emisiones de CO2 en forma neta al año 2050. Es un desafío tremendo porque eso no es solamente cambiar las ampolletas”, agregó, señalando que esta meta requiere de la participación de todos los sectores, un amplio rango de tecnologías, cambios en el comportamiento corporativo, político e individual, además de un aumento sustancial de inversiones en tecnologías limpias, por ejemplo, en minería.

En este sentido, el experto sostuvo que si bien las cosas han cambiado más rápido de lo que se piensa, “lo que importa es que sigamos siendo capaces de entregar todas estas soluciones a la velocidad a la que se requiere”. Así, hizo un repaso por los hitos del activismo ambiental ciudadano en Chile a partir de 2011, la visibilización de conflictos y problemáticas ambientales y las diversas acciones que se tomó durante su gestión como Ministro, como el impuesto verde, regulaciones que lograron disminución de emisiones y nuevas políticas de energía limpia, entre otros.

Posteriormente se refirió a su trabajo actual en el Banco Mundial en miras a lograr adaptarnos al cambio climático, fenómeno que afecta en mayor medida a los países y personas más vulnerables. Comentó que casi un tercio de los recursos del BM se destinan a cambio climático, inversión que salva vidas, evita pérdidas irreparables y desencadena un potencial económico revolucionario del que todos pueden beneficiarse. Con todo, el Dr. Mena se mostró optimista y enérgico en este impulso integral de resiliencia frente a la emergencia climática, que involucra una labor coordinada de todos los sectores a lo largo y ancho del planeta.

Noticias relacionadas

Share This