Hospital Clínico Veterinario UNAB realiza compleja cirugía cardiaca mínimamente invasiva | Noticias Universidad Andrés Bello
Facultad de Ciencias de la Vida

Profesionales y académicos del Hospital Clínico Veterinario de Colina, junto a especialistas del Hospital Calvo Mackenna, llevaron a cabo un procedimiento de mínima invasión por cateterización para corregir una estenosis pulmonar: una de las cardiopatías congénitas más frecuentes en los perros.

Escrito por

El Hospital Clínico Veterinario (HCV) de la Universidad Andrés Bello en Colina realizó con éxito una compleja cirugía cardiaca, mediante una técnica mínimamente invasiva. Un esfuerzo colaborativo entre el equipo de académicos y profesionales del HCV, junto a especialistas médicos del Hospital Luis Calvo Mackenna, permitió llevar a cabo esta operación para corregir una estenosis pulmonar en un perro de tres años.

La estenosis pulmonar es una de las cardiopatías congénitas más frecuentes en los perros, que consiste en un estrechamiento del conducto de salida del ventrículo derecho. Por lo tanto, para resolverlo se utilizó un procedimiento de mínima invasión a través de un catéter para dilatar esta válvula (dilatación con balón), evitando así cirugías que requieren abrir el tórax.

Dada su complejidad, este tipo de intervención se realiza solo hace algunos años en Chile, y el Hospital Clínico Veterinario de nuestra casa de estudios es uno de los dos recintos donde se efectúan actualmente. Es por ello que la Dra. Mariela Goich, encargada de la unidad de cirugía del HCV, señala que este reciente procedimiento “constituye un hito tanto para el hospital como para la medicina veterinaria en general”.

Asimismo, la académica destaca la importancia de la colaboración con el equipo de cardiología humana del hospital Calvo Mackenna, que permitió unir experticias para tratar favorablemente un caso que, además, era de alto riesgo. El procedimiento fue realizado por el cardiólogo veterinario del HCV, Dr. Juan Carlos Ramos, quien es pionero en el área en Chile.

Tras un acucioso monitoreo postquirúrgico, “Seymour”, el paciente, fue dado de alta cerca de 24 horas después, sin ninguna complicación.

Para la realización de esta clase de cirugías, la Dra. Goich recalca que el equipamiento con que cuenta el HCV es clave, ya que se requiere de tecnología de punta. “El Hospital se caracteriza en gran medida por este tipo de procedimientos; hace más de diez años se hacen laparoscopias, otro tipo de cirugía mínimamente invasiva, pero cardiología empezamos hace no más de seis meses, así que realmente es un orgullo para nosotros”, agrega.

En este centro, menciona, también se opera otra anomalía cardiovascular congénita llamada “persistencia del ducto arterioso”, una patología que se genera al no cerrarse el conducto arterioso luego del nacimiento.

Para conocer los servicios que ofrece el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Andrés Bello, tanto en Colina como en Viña del Mar, así como su labor docente y de investigación, puedes visitar este enlace.

Noticias relacionadas

Share This