Facultad de Ciencias de la Vida

La noticia fue recibida con satisfacción por su directora, Dra. Elizabeth Garrido. “Este es un reconocimiento al trabajo que hemos realizado en los últimos años para tener una carrera innovadora”, dice.

Escrito por

 

El Consejo de Ciencias de la Agencia Acreditadora de Chile informó la reciente certificación de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad Andrés Bello por cinco años, hasta el 10 de diciembre de 2023.

La noticia fue recibida con satisfacción por las autoridades de la universidad. La directora de la carrera, Dra. Elizabeth Garrido, comenta que “este es un reconocimiento al trabajo que hemos realizado en los últimos años para tener una carrera innovadora y que ha sido capaz de adaptarse a los cambios políticos y nuevas tendencias ocurridos en materia de medio ambiente y sustentabilidad. Nuestros estudiantes son ampliamente valorados por empresas e instituciones del sector público y privado, quienes constantemente nos solicitan estudiantes para realizar prácticas profesionales, por lo está certificación es un respaldo a la calidad de nuestros académicos, estudiantes y titulados.

La carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Andrés Bello se creó en el año 1999 con el objetivo de formar profesionales preparados para enfrentar temas relevantes como la prevención y control de la contaminación del aire, agua y suelo.

“El Ingeniero Ambiental de UNAB es un profesional que domina los grandes temas ambientales. Comprometido con el medio ambiente, conoce y domina las tecnologías, métodos y políticas ambientales, con el fin de planificar, diseñar y gestionar desarrollos más sustentables”, complementa la directora.

Contar con profesionales expertos en el área se hace esencial en un contexto de cambios a nivel social y regulatorio, tanto en Chile como en el resto del mundo. La Organización de las Naciones Unidas, en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), pone a la protección del medio ambiente como un elemento clave para alcanzar el desarrollo y erradicar la pobreza. Y para cumplir estos objetivos, se requiere el compromiso y la colaboración del Estado, las empresas y la academia.

En este sentido, la carrera de Ingeniería Ambiental de la UNAB se ha propuesto la formación de profesionales con actitud innovadora, capaces de dar soluciones particulares a los desafíos del desarrollo sostenible, respetando la calidad de vida de las personas, la protección del medio ambiente, la preservación de la naturaleza y la conservación del patrimonio ambiental.

Así, la académica destaca el caso de César Castro, asesor ambiental de la Fundación Chilenter y fundador de Pañiwe Sustentable, empresa que entrega soluciones ambientales en reciclaje y gestión autorizada de residuos electrónicos ferrosos y no ferrosos. Otro ejemplo es Macarena Toledo, especialista ambiental senior en Colbún.

La carrera de Ingeniería Ambiental cuenta con 221 alumnos y un cuerpo de 50 docentes. A nivel de infraestructura, la carrera tiene un laboratorio disciplinar, con el equipamiento necesario para realizar caracterización de suelos y aguas residuales de acuerdo a las normas técnicas, plantas pilotos de lodos activos y osmosis inversa, donde además de realizar los cursos disciplinares de la carrera, los estudiantes desarrollan sus proyectos e investigaciones enmarcadas en los cursos integradores.

Noticias relacionadas

Share This