Facultad de Ciencias de la Vida

Vasco Varas tiene 17 años y está aprendiendo bioinformática con el profesor UNAB, Dr. Eduardo Castro. Inquieto por la programación, fue uno de los 300 seleccionados de un total de 80 mil postulantes.

Escrito por

 

El joven estudiante Vasco Varas (17), del Center for Bioinformatics and Integrative Biology (CBIB), fue uno de los elegidos por la Universidad gratuita 42 Silicon Valley para participar en un programa intensivo en programación. Esta casa de estudios está enfocada en el desarrollo de habilidades para el mundo digital y la industria tecnológica. Varas fue seleccionado gracias a una pasantía Centro POETA YouthSpark Innovacien, patrocinada por la OEA y Trust for the Americas.

“Estaba buscando hace tiempo algún curso en el extranjero, así que entré al proceso de selección de 42. Al inicio postularon 80.000 personas de todo el mundo, de las que quedan 3.000 tras una primera prueba. Yo era el único chileno”, cuenta Vasco, quien desde el mes de abril de este año asiste tres veces por semana al CBIB de UNAB para aprender bioinformática con el Dr. Eduardo Castro.

El joven alumno fue uno de los 300 elegidos en el curso intensivo en ingeniería de software y programación, en un entorno donde “se aprende haciendo”.

“Los proyectos se iniciaban a las 8:42 y se tenían que entregar a las 23:42 del mismo día. Ese es otro filtro porque hubo mucha gente que se rindió antes, la exigencia es muy alta y se trabaja de lunes a domingo prácticamente”, detalla Vasco Varas.

Los proyectos

El joven programador explica que los proyectos consistían en “desarrollar distintos programas desde cero que cumplieran diversas funciones. Por ejemplo, crear una función que busque todos los computadores que hay en una red o a todos los usuarios que hay en el sistema, y filtrarlos por tales características. Pero con límites. Sólo se puede utilizar el lenguaje de programación C”, explica.

Tras el arduo mes de programación, Vasco fue uno de los pocos seleccionados para realizar el programa completo de 42, que contempla de 3 a 5 años de aprendizaje intensivo de ingeniería de software de nivel universitario. El brillante adolescente de 17 años deberá irse a vivir a Estados Unidos en octubre de este año.

Noticias relacionadas

Share This