Facultad de Ciencias Biológicas
Escrito por

Los científicos realizarán un diagnóstico participativo del estado actual del musgo con los agentes involucrados en su cadena productiva y comercial.

“Plan de  manejo sustentable y  modelo de fiscalización para humedales con predominio de musgo pompón (Sphagnum magellanicum) en las Provincias de Llanquihue y Chiloé”, es el nombre del proyecto ganador del Concurso Regional de Innovación Región de Los Lagos 2011. La dirección científica de la iniciativa está en manos de la doctora María Francisca Díaz, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la U. Andrés Bello.

Este proyecto, cuya institución beneficiaria principal es la Universidad Santo Tomás, contempla estudiar la extracción de este musgo, la cual se ha estado realizando en Chile de manera sostenida desde 1996. Actualmente es exportado a países como Japón, Corea del Sur y Estados Unidos, donde es utilizado para horticultura en general, reproducción vegetativa de frutales, como material aislante y de empaque y conservación de alimentos, entre otros.

Al ser un recurso natural no renovable, el actual nivel de explotación del musgo Sphagnum puede llevarlo a un deterioro que impactará negativamente en la actividad económica regional, y al mismo tiempo, conllevar consecuencias medioambientales irreparables.

Los científicos, por lo tanto, pretender realizar un diagnóstico participativo del estado actual del musgo con los agentes involucrados en su cadena productiva y comercial. “En base a la información obtenida en esta primera etapa se definirán los puntos críticos de intervención, a partir de los cuales se desarrollarán propuestas de planes de extracción y manejo sustentable de humedales de Sphagnum”, explica la Dra. María Francisca Díaz.

En efecto, su extracción debe planificarse cuidadosamente: “Es fundamental realizar una extracción sustentable del musgo, lo cual le permitirá dar trabajo a las familias de la zona y que el recurso permanezca el tiempo”, asegura la científica. Asimismo, la propuesta considera generar pautas de manejo compatibles con conceptos de buenas prácticas laborales. “Con esta información se desarrollarán manuales de manejo y protocolos susceptibles de ser aplicados en procesos de certificación y fiscalización”, finaliza la investigadora.

Noticias relacionadas

Share This