Proyecto de estudiantes UNAB destacado en Concurso Archimia 2020
App-Innovación

La red Archimia invitó a estudiantes de Arquitectura y Diseño a prototipar a través de la experimentación. En esta primera versión de la convocatoria, los alumnos del Campus Creativo UNAB Luis Felipe Martínez y Ángel Tapia fueron reconocidos gracias a su proyecto de vivienda 3D Printing.

Escrito por

La red de prototipado experimental Archimia realizó el primer concurso “Entre prototipo y proyecto”, patrocinada por el FAB LAB de Santiago, donde invitaron a estudiantes de Arquitectura y Diseño a participar con proyectos, propuestas y experimentos académicos ya desarrollados en los que primara la incertidumbre, la exploración y la innovación tecnológica.

Así, los alumnos de Arquitectura del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello, Luis Felipe Martínez y Ángel Tapia, obtuvieron una mención destacada gracias a su proyecto de vivienda 3D Printing.

Este trabajo formó parte del Taller de Biofabricación, dirigido por los profesores Verónica Arcos y Alejandro Soffia, donde debieron desarrollar un prototipo de vivienda que fuera fabricado mediante la técnica de manufactura aditiva impresa digitalmente.

Además, el proyecto debía constar de un material biofabricado, es decir que se obtiene a partir de un proceso de cultivo de un organismo vivo el cual, en este caso, fue el hongo Trametes versicolor.

El docente Alejandro Soffia se mostró contento con el reconocimiento conseguido, sobre todo porque la convocatoria se trataba precisamente de lo que estaban desarrollando en el taller y fue realizada por Archimia, un grupo importante de desarrolladores de tecnología.

“Me parece muy bien, ya que era un concurso súper específico, por lo cual sólo participaban proyectos que estuvieran innovando en algún aspecto de las tecnologías aplicadas a la arquitectura. Afortunadamente salimos destacados, por lo tanto, de alguna manera avala la línea de investigación en la que estamos involucrados con Verónica Arcos”, señaló.

Sobre el proyecto en sí, el docente UNAB destacó el material escogido diciendo que es muy ecológico en su producción y además es biodegradable. También que sea una vivienda con una forma menos tradicional a la que estamos acostumbrados, ya que su doble curvatura permite optimizar la relación entre cantidad de material y espacio cubierto.

Alejandro Soffia puntualizó además que como es un proyecto ubicado en el sur de Chile, se buscó la reutilización de las aguas lluvia como recurso para el interior de la vivienda y optimizar la luz natural que ingresa.

 

Noticias relacionadas

Share This