Arquitectura

Se trata del director de Arquitectura, Jorge Nieto, y la docente Tadea de Ipiña, quienes representarán a Chile en este importante evento iberoamericano que se desarrollará en octubre.

Escrito por

Fueron 16 los proyectos chilenos seleccionados para representar a nuestro país en la próxima Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo que se llevará a cabo en octubre en la ciudad de Asunción, Paraguay.

Y dos de ellos corresponden a académicos del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello: el director de la escuela de Arquitectura, Jorge Nieto, y la docente Tadea de Ipiña, ambos con sus trabajos de la Embajada de Brasil en Chile y el Edificio La Juliana que realizan a través de su oficina.

Uno de los proyectos es la restauración de la Embajada de Brasil.

“Es un orgullo aportar con dos de nuestros proyectos a la representación chilena en esta Bienal”, dice Jorge Nieto. El director de Arquitectura agrega que “somos un equipo dirigido por dos personas formadas fuera de Chile y, que el jurado haya entendido que el trabajo desarrollado en estos últimos años es merecedor de representar a un país que nos acoge desde 2011, es muy emocionante para nosotros”.

El académico destaca la importancia que tiene este evento, ya que representa una instancia para conocer el estado de la profesión y la disciplina en América Latina, España y Portugal. “Sin duda, hoy en día Iberoamérica cuenta con un altísimo nivel de discusión arquitectónica que hace aún más motivante haber sido considerados por un selecto jurado como actores relevantes de este debate”, comenta.

Respecto a los trabajos que presentarán en la Bienal, Jorge Nieto cuenta que uno de ellos es un proyecto de rehabilitación, restauración y ampliación de la Embajada de Brasil en Chile. Consta de tres partes diferenciadas programáticamente: la Cancillería (oficinas diplomáticas), el Palacio (residencia del Embajador) y el Espacio Cultural Thiago de Mello.

Otro de los trabajos es el edificio de departamentos La Juliana.

“El proyecto intenta enmarcar y jerarquizar el carácter patrimonial del Palacio mediante una piel de madera que sirve para independizar y clarificar los diferentes usos y privacidades que se dan en un mismo predio, donde conviven residencia, oficinas y cultura”, explica el docente UNAB.

Mientras que el segundo trabajo corresponde al Edificio La Juliana, ubicado en el centro de Santiago. Según lo describe Jorge Nieto, cada departamento “se organiza con un mueble que absorbe necesidades de living-cocina-baño-habitación, liberando a la vivienda de mobiliario extra. El edificio propone una lucerna/patio central con un anhelo de generar comunidad entre los habitantes y mejorar la climatización pasiva de la vivienda”.

Noticias relacionadas

Share This