Artes Visuales

El director de la carrera de Artes Visuales UNAB será parte de la comisión evaluadora de este concurso organizado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas.

Escrito por

En diciembre próximo, Chile será el anfitrión de uno de los eventos medioambientales más relevantes a nivel mundial: la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25).

Por ello, el Gobierno quiso, además, dejar un legado artístico que refleje y celebre esta convención. De esta forma, organizaron un Concurso de Arte Público para la creación de una escultura que será instalada en el Parque Bicentenario Cerrillos, la cual deberá reflejar los conceptos a tratar como sustentabilidad, cambio climático, medio ambiente y energía.

El concurso es organizado por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en conjunto con el Ministerio de Obras Públicas – específicamente la Comisión Nemesio Antúnez – y contará con un jurado que deberá decidir la obra ganadora. Para ser parte de éste fue convocado el artista y director de la carrera de Artes Visuales de la Universidad Andrés Bello, Pablo Langlois.

Las obras deberán suscribir a temas de sustentabilidad, cambio climático, medio ambiente y energía.

“Es una invitación que supone una responsabilidad y, a la vez, una declaración de confianza en el criterio que uno puede aportar en una instancia así”, dice el académico de Campus Creativo UNAB sobre el llamado a participar.

Además, agrega el artista, las obras necesariamente será partícipe del plan que retoma la habilitación del Parque, que quedó inconclusa. “De esta manera, el evento precipita un pendiente del Estado con la comunidad. Y participar de esta convocatoria como jurado me obliga, entonces, a tener todas estas variables”, señala.

Pablo Langlois añade que también hay que considerar que en ese lugar se emplaza el Centro Nacional de Arte Contemporáneo, por lo que también cabe preguntarse: “¿cuál es el tipo de obra que, para efecto de esta cumbre, puede dialogar o vincularse con este lugar y su propósito? Si el discurso recurrente de las artes visuales contemporáneas se distingue por referir su tiempo como inestable, líquido, gaseoso o cambiante y proponen una atención crítica del presente: ¿cómo puede una obra, cuyas bases son permanecer, dialogar con esa condición del discurso? Esas preguntas no serán menores”, asegura el director UNAB.

Asimismo, el académico resalta que los trabajos participantes deben hacerse cargo del cambio climático como gran tema, el cual, indica, ya está presente en muchas de las obras de artistas en exposiciones relevantes de todo el mundo, pero que será más contundente cuando la relación entre política y sostenibilidad se estreche aún más. “Necesariamente lo que se discutirá es el modelo de desarrollo y se reavivará la pregunta por los límites del crecimiento, los modelos de desarrollo y sus efectos”, dice.

Noticias relacionadas

Share This