Campus Creativo

El estudiante de primer año de Diseño de Productos resultó ganador del concurso organizado por la UNAB para conmemorar a Leonardo da Vinci. Así, gracias a su invento, podrá viajar a Italia donde espera encontrar inspiración para sus próximas ideas.

Escrito por

Leonardo da Vinci es reconocido por haber sido un hombre clave en el Renacimiento, brillando en distintas disciplinas como, por ejemplo, la pintura, la ciencia, la escultura y la arquitectura.

Pasos que, a Rodolfo Aranda, estudiante de primer año de Diseño de Productos de la Universidad Andrés Bello, le encantaría seguir, al menos en el ámbito de la creación. Y ya logró su primer avance gracias a que resultó ganador de la categoría Invento del concurso que la UNAB desarrolló en honor a los 500 años del fallecimiento de esta figura histórica.

“Siempre he tenido un interés en la invención de mecanismos, artefactos, herramientas, instrumentos musicales, etcétera. Entonces, al enterarme de esta iniciativa me pareció una buena forma de honrar el legado de Leonardo, transmitiendo una idea que representara tanto sus intereses como los míos, específicamente de la mecánica, el arte y la música”, cuenta.

Así, pese a su juventud, Rodolfo sorprendió a todos con su invento consistente en una fuente de agua que ejecuta piezas musicales previamente programadas. El proyecto presentado fue un plano, una maqueta y una pista de audio que servía de muestra del sonido esperado.

Pero ¿en qué consiste específicamente? El alumno de Campus Creativo lo explica: “son 14 piezas metálicas independientes que son percutidas al caer una cantidad de agua determinada sobre una palanca. El flujo de agua es controlado por un tambor giratorio que posee las pistas, las cuales deciden si una válvula debe abrirse y por cuánto tiempo, esto define la duración y la intensidad de la nota”.

Rodolfo Aranda continúa detallando su invento diciendo que “el tambor es impulsado por el agua que rebalsa de la reserva principal, la cual acciona un molino hidráulico que le da rotación. El sonido que produce es el que se describe como ‘el dulce sonido del acero’, acompañado de un flujo constante de agua fluyendo”.

“Ooh, ¡qué genial!”

Así, gracias a su creación que entrelaza el agua con la música, el joven alumno UNAB consiguió ser uno de los tres seleccionados en su categoría. “En ese momento, me sentí bastante sorprendido porque mi invento había llegado a otras personas y había sido bien recibido”, asegura.

Por ello, luego de que la Dirección General de Desarrollo Estudiantil (DGDE) le avisara que había sido el ganador, Rodolfo se quedó primero sin palabras y luego soltó un sincero “ooh, ¡qué genial!”.

Estaba realmente sorprendido y feliz, ahí me contaron que al jurado le había gustado mucho mi invento y que por eso era el ganador. Realmente fue un honor haber creado algo que fuese de agrado para todos, ese era mi objetivo, desde un principio maravillar al espectador en múltiples sentidos”, recuerda feliz.

El premio consistía en un viaje a Italia, el que Rodolfo espera con ansías para así conocer Roma, Florencia, Vinci y Milán. Pero, además, tiene otro objetivo en mente: “quiero buscar inspiración para mis próximos proyectos y también estudiar, si es posible, formalmente durante algunos días sobre la maquinaria y arte del Renacimiento italiano in situ para desarrollar una idea más clara y vívida de la realidad que vivió Leonardo”, afirma.

Experiencias compartidas

El joven también se refirió a su gusto por la carrera de Diseño de Productos, la cual eligió por su pasión por inventar y fabricar. “Todo proyecto es para ser compartido y comprendido por quien lo encuentre o adquiera, es uno de los placeres más nobles poder mejorar la calidad de vida de otra persona, ya sea por un objeto artístico o uno más funcional y utilitario”, dice.

Mientras que su decisión de estudiar en la UNAB pasó específicamente por el modelo de Campus Creativo. Rodolfo expresa que “evidentemente es un nexo para distintos tipos de artistas y creadores, eso nutre mucho a nivel académico a quienes tenemos intereses en las industrias creativas ya que permiten que se produzca una educación integral y muy rica en experiencias que ayudan a tener una visión más amplia de las necesidades actuales, pero también sobre los gustos vanguardistas”.

Noticias relacionadas

Share This