Alumni

El académico de Campus Creativo recibió este reconocimiento de parte del Ministerio de Tecnología de Alemania por su obra “Un refugio para un montañista”.

Escrito por

El académico y alumni de Arquitectura de la Universidad Andrés Bello, Gonzalo Iturriaga, fue reconocido con un premio de parte del Ministerio de Tecnología de Alemania, que reconoce obras arquitectónicas de distintas partes del mundo, por su trabajo “Un refugio para un montañista”.

Sobre esta gran noticia, el profesor de Campus Creativo expresó que “lo interesante recae en ver y entender que estamos más conectados con el mundo de lo que uno cree. Chile es un país demasiado chico como para no expandir el trabajo a otros lugares del mundo. Al parecer, las posibilidades están más cerca, aunque físicamente más lejos, de lo que uno cree. Todo lo otro tiene que ver con el trabajo y la dedicación sobre lo que uno hace”.

El proyecto de “Un refugio para un montañista” le llegó a Gonzalo Iturriaga tras autogestionar el contacto con una posible cliente. “Sabía que tenía un terreno y que quería hacer algo, por ende, la contacté”, contó el profesional.

Fue así entonces que se enteró del encargo, que consistía en crear un refugio de 60 m2 con un presupuesto bastante acotado. Además, debía tener la mayor cantidad de camas posible, un espacio común y vista hacia la montaña. Aunque, según señaló, no hubo muchos requerimientos, por lo que tuvo libertad para proponer.

“El mayor desafío fue poder llegar a construir el proyecto. El diseño tenía que considerar en todo momento cumplir con un presupuesto y cualquier cosa extra automáticamente se eliminaba. Lo interesante del ejercicio fue poder llegar a un valor de mercado de cualquier casa prefabricada, a una hecha a medida y de un diseño personificado”, dijo el académico.

Sobre la razón de su premio, el arquitecto UNAB aseguró que “es difícil describir personalmente por qué un proyecto llama la atención, ya que siempre son terceros que de forma lejana le otorgan ese valor”.

Fue por ello por lo que destacó las palabras del arquitecto Juan Agustin Soza, sobre el proyecto: “la alteración de un paisaje original requiere de consideraciones que están por sobre las condiciones prácticas de la arquitectura. En ‘Refugio para un montañista’, la expresión geométrica no solo declara la correcta relación entre exterior forma y programa, sino que se posa sutilmente como un problema de materia y paisaje. Aquí, plástica y técnica son aspectos fundamentales para lograr resolver tanto el encargo como lo que está por sobre éste”.

Finalmente, el profesor de Campus Creativo, cuya oficina ya había sido premiada en 2017 en Estados Unidos, entregó un consejo para todos los estudiantes y titulados diciendo que “sean su mejor versión, eso es lo más importante. Empujar constantemente sus propios límites para simplemente disfrutar lo que hacen día a día”.

 

 

 

Noticias relacionadas

Share This