Obra de Alumni UNAB es parte de la Bienal de Arquitectura de Venecia
Alumni

La arquitecta Aylin Vera está presentando en el Pabellón de España de este evento el proyecto de su firma Sawu Studio, llamado “Cromópolis”. Éste nació de un proceso participativo que invitó a la reflexión de una comunidad expresando mediante colores los elementos más destacados de su entorno.

Escrito por

Un proyecto desarrollado por la arquitecta y alumni de la carrera de Arquitectura de la Universidad Andrés Bello (UNAB), Aylin Vera, fue seleccionado para ser parte del Pabellón de España en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2021, la cual se está presentando actualmente y estará abierta hasta el 21 de noviembre.

El proyecto, que Aylin desarrolló en su firma Sawu Studio, se llama “Cromópolis”, proceso participativo que invitó en 2019 a la reflexión de los vecinos y vecinas de Hervás, España, expresando mediante colores los elementos más destacados del entorno.

La arquitecta explica que la reflexión partió de la pregunta de qué era lo más representativo del lugar. “Se pidió a la comunidad que vinculara los conceptos a colores de una paleta cromática definida y se materializó pintando un listón de madera de una altura proporcional a la edad de cada persona. Ese listón pintado representa lo que esa persona percibe como lo más relevante de su entorno, es decir, éste se manifiesta a través de la percepción de los participantes”, dice.

“Cromópolis” se basa en la búsqueda de expresividad a partir de elementos estandarizados y de la transformación de la información en un hecho plástico para que así podamos descubrir al otro y lo que nos rodea; lo que se vinculó totalmente con el lema de este año de la Bienal que es “¿Cómo viviremos juntos?”.

El camino a la Bienal de Venecia

¿Cómo llegó Aylin Vera a presentar su trabajo representando a España? En primer lugar, cuenta que llegó a vivir Madrid en 2014 para cursar un Máster de Arquitectura en instalaciones efímera e interactivas, enfocado a procesos participativos.

Luego, trabajó por casi dos años, haciendo práctica profesional, en VIC Vivero de Iniciativas Ciudadanas. “Con toda esa experiencia aprendida, decidí quedarme en España para emprender un proyecto personal llamado Sawu Studio junto a mi compañero Pablo García”, cuenta.

Actualmente, se encuentra cursando un nuevo Máster, esta vez en diseño de visualización de datos, en el centro SHIFTA by ELISAVA. Éste, asegura la profesional, la ayudará a profundizar y adquirir nuevas herramientas para poder trabajar la información que se recopila en los procesos participativos a una escala mayor y más compleja.

En Sawu Studio decidieron participar en la convocatoria abierta que realizaron los encargados del Pabellón de España, en la que hicieron un llamado especial a arquitectos con perfiles interdisciplinares a que presentaran sus obras.

Así, de 470 proyectos, “Cromópolis” quedó seleccionado junto a otras 33 propuestas para exponerse en la Bienal de Arquitectura de Venecia 2021. “La sensación fue gratificante porque ha sido uno de nuestros primeros proyectos y recibir un reconocimiento como éste, da mucha confianza para continuar por este camino”, agrega Aylin.

Arquitectura para provocar la reflexión

Aylin Vera egresó en el 2014 de Arquitectura UNAB. Expresa que su experiencia fue positiva y que tiene muy buenos recuerdos, especialmente de su profesor guía de título, Gregorio Brugnoli.

“Gracias a su apoyo y constancia para corregir, logré terminar el proyecto con muy buena nota y con la posibilidad de participar en Archiprix. Creo que es muy positivo que los estudiantes puedan elegir el tema a desarrollar en el título, por lo menos en mi caso me hizo ser consciente del camino que quería seguir”, manifiesta.

Hoy, todo su trabajo está enfocado en Sawu Studio – el cual tomó su nombre de la lengua aymara a la cual Aylin pertenece – que cuenta con un equipo de arquitectos con diferentes especialidades: arquitectura efímera e interactiva, procesos de participación ciudadana, planificación urbana y territorio.

Según define la alumni UNAB, “trabajamos con lo efímero y con la participación para provocar la reflexión en las personas. Mediante los procesos participativos se trenzan visiones de los entornos que dan lugar a obras coherentes con su contexto, aunque su lenguaje sea disruptivo”.

Por estos días se encuentran desarrollando un proyecto/investigación que posibilita la interacción con el entorno, buscando vías de acceso al espacio público para personas con desafíos en el neurodesarrollo, que normalmente lo encuentran hostil.

Créditos: Asier Rua

Noticias relacionadas

Share This