Arquitectura

Francisco Beltrán, Gabriel Ceballos, Mateo Loayza y Sebastián Quiroz obtuvieron el primer premio en la categoría estudiantes con su obra “Columbario y crematorio. Nuevo acceso en el Patio 29”.

Escrito por

En su versión 2018, el Concurso de Arquitectura Electrolux, coronó como ganadores del primer lugar, en categoría estudiantes, a cuatro alumnos de la carrera de Arquitectura del Campus Creativo de la Universidad Andrés Bello: Francisco Beltrán, Gabriel Ceballos, Mateo Loayza y Sebastián Quiroz, quienes contaron con la guía de los profesores Agustín Soza y Mauricio Bruna. La obra premiada se titula “Columbario y crematorio. Nuevo acceso en el Patio 29”, la cual se emplaza dentro del Cementerio General de Santiago, en un lugar con un alto peso histórico y social.

El concurso, cuya premiación se realizó en la Feria Internacional para la Arquitectura y el Diseño “100 Showrooms”, propone año a año nuevas temáticas contingentes, siendo la de 2018 la arquitectura vertical y sustentabilidad urbana, la que logró convocar a más de 150 arquitectos y estudiantes de la carrera.

El eje estuvo puesto en la reutilización de obras existentes, la generación de espacios urbanos en la ciudad y una arquitectura integrada al medio ambiente, considerando alturas a modo de ahorro en los traslados y optimización del territorio.

De esta forma, la propuesta de los estudiantes UNAB buscó responder, por medio de la verticalidad, al problema de escasez de espacio disponible dentro del Cementerio General. Bajo la premisa de darle el máximo uso al mínimo espacio, recurrieron al concepto de crematorio y columbario para que ambos, en conjunto, generaran un impacto en el lugar.

En el trabajo, los columbarios se ubican dentro de una torre, cuyo centro vacío se enlaza con un espacio de admiración y reflexión que está debajo de ella. Mientras que el crematorio se emplaza en un volumen diferente pero cercano. Su disposición permite que estos espacios interactúen activamente mediante los ritos que se realizan en ellos.  Asimismo, proponen una conexión con el exterior para que el efecto deseado sea mayor.

Con esto, los alumnos buscaron crear un acceso nuevo que revitalice el sector y de pie a situaciones nuevas que potencien el lugar y sus alrededores junto con una nueva opción para circular dentro del cementerio. Así, no sólo se optimiza, sino que además se ofrece un nuevo uso de este espacio.

Cabe destacar que en su versión 2017, en el concurso Electrolux también resultó ganador un trabajo UNAB, titulado “Re-Emplazamientos: Especulaciones de densificación”, del grupo alumni Bastián San Martín, Alejandro Avaria, Brian Esnor y Claudio Figueroa.

Foto principal gentileza de Concurso de Arquitectura Electrolux

Noticias relacionadas

Share This