Advance en Ingeniería UNAB: Un título profesional para crecer en el ámbito laboral | Noticias Universidad Andrés Bello
Advance
Escrito por

Tras cursar diferentes estudios, Tomás Carvajal, Leonardo Velásquez y Luis González ingresaron al Programa Advance en la Sede Viña del Mar de la U. Andrés Bello con el objetivo de convertirse en profesionales más competentes.

Sede Vina del MarSeguir creciendo en el mundo laboral era la meta que tenían en común el Capitán de Fragata Tomás Carvajal, Leonardo Velásquez y Luis González cuando decidieron ingresar al Programa Advance UNAB de la Universidad Andrés Bello (UNAB), para sumar nuevos conocimientos a sus carreras y obtener un título profesional que los avalara.

Hoy, tras egresar como ingenieros de la Facultad de Ingeniería UNAB de la Sede Viña del Mar UNAB, los tres coinciden en que el tiempo invertido valió la pena y que el esfuerzo, de combinar estudios con la vida laboral y familiar, han rendido sus frutos, ya que han logrado abrir nuevos horizontes profesionales.

“El paso por la universidad te abre otra visión de la vida. Me siento con el conocimiento y las herramientas para llevar a cabo cualquier proyecto”, dice el capitán Carvajal. “Te dice qué es lo que vas a ver afuera y qué es lo que está pasando ahora. Si estudiaste algo técnico y entras a Advance, vas a adquirir esos nuevos conocimientos”, agrega González.

Preparándose para nuevos rumbos

A lo largo de su carrera como miembro de la Armada de Chile, el Capitán de Fragata Tomás Carvajal (51), obtuvo varios títulos ligados al área mecánica –tanto en maquinaria naval como en aviación y helicópteros–, se preparó profesionalmente en la Academia de Guerra Naval, realizó un diplomado e hizo cursos de aviación en el extranjero.

Sin embargo, después de casi dos décadas de estudios, decidió obtener un título profesional, ya que el desafío era mayor: se desempeñaba como jefe en el Departamento de Infraestructura en el sector aeronáutico, por lo que quería seguir perfeccionándose. Con esa idea, ingresó en 2012 a Ingeniería Industrial en la Sede de Viña del Mar UNAB.

“Tenía todo lo técnico, pero me faltaba la parte financiera y los fundamentos teóricos. Las herramientas para mirar un proyecto con una visión más profesional”, afirma.  Además, el pSede Vina del Marrograma se adecuaba al tiempo que tenía disponible antes de partir como Comandante de la Base Naval Arturo Prat en la Antártica, lo que le permitía dejar listo su proyecto. Para su tesis quería desarrollar un sistema de almacenamiento y distribución de combustible de aviación para las aeronaves que funcionan en el aeródromo de Viña del Mar. Una solución para un problema que detectó y que espera poder implementar.

Por eso, hoy, tras obtener su cartón ve el futuro con otros ojos, luego de 35 años se encuentra en su último año servicio y ya está viendo qué hacer, entre eso planes, no descarta realizar un magíster: “Ahora que ya estoy al término de mi carrera estoy pensando en desenvolverme en otra empresa en el mismo ámbito o ejecutar el proyecto de mi tesis. Mi paso por la universidad fue importante y me ha permitido desarrollar mi lado profesional”.

Nuevos conocimientos para seguir creciendo

Para Leonardo Velásquez la noticia de que sería padre por segunda vez lo impulsó a seguir perfeccionándose para obtener un mejor puesto de trabajo. Tenía estudios técnicos universitarios en ingeniería eléctrica en la Universidad Federico Santa María y trabajaba como proyectista en Chilquinta, pero quería más. Con el objetivo de formalizar sus estudios y obtener un título universitario ingresó a Ingeniería Industrial Advance.

“Necesitaba tener más conocimientos y habilidades, entender cómo administrar personal y tener una visión mucho más amplia”, explica. Tras titularse fue ascendido a ingeniero de obras en la misma empresa, y asegura que el posicionamiento es distinto, ahora puede aplicar conocimientos de administración de proyectos y tiene personal a cargo. “Las proyecciones son mejores a las que tenía antes de estudiar en Advance”, recalca.

Por su parte, Luis González buscaba tener más conocimientos en un área tan dinámica como la tecnología. Después de trabajar como técnico en informática decidió dar el salto e inscribirse en Ingeniería en Computación e Informática. “Advance no sólo tiene partes técnicas sino que también de gestión de proyectos. Te abre los ojos en términos de ver otras áreas de la informática”, destaca.

En ese sentido, asegura que en el programa le permitió seguir aprendiendo sobré cómo desarrollar un software, pero sobre todo cómo llevar adelante un proyecto desde sus inicios, cómo posicionarlo en el mercado, identificar los factores de riesgo, y cómo emprender en un área como ésta.

Noticias relacionadas