Académica de la Facultad de Enfermería UNAB presentó informe final de proyecto que busca mejorar la gestión de riesgo en el trabajo
Endowment

La Dra. María Elisa León, médico salubrista y profesora regular de la Facultad de Enfermería UNAB, presentó los resultados de su proyecto “Programa piloto Herramienta de gestión de riesgos en empresas adherentes al Instituto de Seguridad Laboral de Chile, ubicadas en la Región Metropolitana” realizado en conjunto con la abogada Vanessa Arredondo. Además del ISL, el trabajo contó con el apoyo de la OIT y CERALC.

Escrito por

La médico salubrista especialista senior en seguridad y salud en el trabajo (SST) y profesora de la Facultad de Enfermería UNAB, Dra. María Elisa León, tuvo la oportunidad de exponer en evento realizado en las dependencias de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En la instancia se dio cierre al proyecto piloto “Safety Tree”, una iniciativa que se desarrolló en conjunto con la OIT, el Fondo para la Conducta Empresarial Responsable en América Latina y el Caribe (CERALC) y el Instituto de Seguridad Laboral; el cual reunió a las empresas MiPyMEs de la región metropolitana adheridas al ISL, las que fueron reconocidas por su participación en este proyecto.

Dra. María Elisa León, académica de la Facultad de Enfermería de la U. Andrés Bello

La jornada fue presidida por Fabio Bertranou, director de la OIT para el Cono Sur; Patricia Soto, superintendenta (s) de Seguridad Social (SUSESO) y María Alejandra Sánchez, directora (s) Nacional del Instituto de Seguridad Laboral (ISL). Además, contó con la participación de autoridades y profesionales de distintas organizaciones y representantes de empresas.

la Dra. León en conjunto con Vanessa Arredondo, abogada especialista en SST, presentaron los resultados del proyecto titulado “Programa piloto Herramienta de gestión de riesgos en empresas adherentes al Instituto de Seguridad Laboral de Chile, ubicadas en la Región Metropolitana”, desarrollado por ambas profesionales.

El proyecto fue financiado por CERALC, que nace en el marco de la acción conjunta desarrollada por la Organización Internacional del Trabajo, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En este contexto, se desarrolló un programa piloto de ocho meses de duración con el objetivo validar una propuesta de diagnóstico y mejoramiento de brechas en el cumplimiento de las exigencias legales en materia de seguridad y salud en el trabajo, dirigida a las empresas micro, pequeñas y medianas (MIPYMES) adherentes al ISL.

El piloto mostró muy buenos resultados, pues la mayoría de las empresas participantes mostraron una mejoría cuantitativa en sus resultados de SST después de la intervención. Apoyo que fue especialmente valorado por los representantes de las empresas.

La académica UNAB destacó la importancia de este trabajo señalando que “se puso a disposición de la micro y pequeñas empresas, que no cuentan con estructura en prevención de riesgos, una herramienta sencilla de fácil aplicación, que les permitía no sólo tener un diagnóstico de las principales brechas de su cumplimiento de la reglamentación vigente en materias de seguridad y salud en el trabajo sino también la forma de subsanarlas“.

 

Noticias relacionadas