Camerata

Entre los duetos que ejecutaran la soprano Eva Tracz y el barítono Paolo Ingrasciotta, dos representantes del mítico teatro italiano que visitaran la universidad, se encuentran “Pronta io son” de la ópera Don Pasquale de G. Donizetti y “Il pallor funesto, orrendo” del drama, Lucia di Lammermoor, también de G. Donizetti.

Escrito por

Los amantes del canto lírico podrán disfrutar de un gran recital cuando el próximo domingo 25 de marzo, a las 19:00 horas, suban al escenario del Teatro Salón Colonial de la Universidad Andrés Bello, Eva Tracz (soprano) y Paolo Ingrasciotta (barítono), dos alumnos del emblemático teatro La Scala de Milán (Italia). Templo de la lírica por antonomasia, sueño de los amantes de la música clásica y por más de docientos años, meca de la ópera italiana.

Solos como “Temerari!… Come scoglio” de la ópera Così fan tutte, de W.A. Mozart y “Ah, fors’è lui… Sempre libera” de La Traviatta de G. Verdi, serán interpretadas por la soprano Eva Tracz, quien hará gala de su condición de soprano spinto. Paolo Ingrasciotta, por su parte, dará vida a arias operísticas como  “Madamina, il catalogo è questo” de Don Giovanni, también de Mozart, y “È sogno… o realtà” de Falstaff, de G. Verdi.

Entre los duetos que la soprano y el barítono ejecutarán en este concierto, se cuentan “Pronta io son” de la ópera Don Pasquale de G. Donizetti y “Il pallor funesto, orrendo” de la opera Lucia di Lammermoor, también de G. Donizetti.

La Soprano

Eva Tracz, nacida en Polonia, fue admitida en la Accademia di perfezionamento per cantanti del Teatro alla Scala en 2016. Hizo su debut en La Scala con el rol de Constanze en El Rapto en el Serallo para niños, producción firmada por Johannes Schmid, bajo la dirección musical de Michele Gamba.

En 2017, Tracz, interpretó la Primera Dama en la Flauta Mágica de Mozart en la Ópera Nacional de Polonia, dirigida por Andryi Yurkievych y bajo la dirección musical de Paul Barrit. Volviendo al escenario de La Scala ese mismo año con el papel de Gertrud en Hansel y Gretel de Humperdinck, Progretto Accademia 2017, dirigido por Marc Albrecht y Sven-Eric Bechtolf.

El barítono

Paolo Ingrasciotta, nacido en Italia, fue admitido en la Accademia di perfezionamento per cantanti del Teatro alla Scala también en 2016. Durante su periodo de estudios, debuta en el escenario de La Scala en 2016 interpretando a Don Magnífico en La Cenicienta para niños, dirigido por Ulrich Peter y bajo la dirección musical de Pietro Mianiti.

En 2017 interpreta a Guglielmo en Così fan tutte, en el escenario del Teatro Carlo Felice de Génova en la histórica puesta en escena de Ettore Scola, dirigida por Jonathan Webb. En La Scala interpreta el papel de Peter en Hansel y Gretel de Humperdinck, Progretto Accademia 2017, dirigido por Marc Albrecht y Sven-Eric Bechtolf. Y Fígaro en el Barbero de Sevilla para niños, bajo la dirección musical de Pietro Mianiti y dirigida por Grischa Assagarof.

La Scala 

Hablar de La Scala significa hacerlo de muchos de los grandes acontecimientos musicales del momento, en la órbita concreta de la ópera italiana. La apretada nómina de estrenos de este teatro ha ido casi siempre unida al recuerdo de algún cantante legendario: “La gioconda“, de Ponchielli (1876), al tenor Julián Gayarre; “Otello“, de Verdi (1887), al tenor Francesco Tamagno; “La Wally”, de Catalani (1892), a la soprano Hariclea Darclée; “Falstaff”, también de Verdi (1893), al barítono Victor Maurel, etc.

Pasado los siglos, este magnífico teatro se convierte en centro neurálgico de las aspiraciones artísticas de la “joven escuela”, cuyos frutos son las óperas debidas a Pietro MascagniRuggiero LeoncavalloUmberto GiordanoFrancesco Cilea o Giacomo Puccini. El maestro nacido en Lucca estrenó en 1904 “Madama Butterfly”, protagonizada por la soprano Rosina Storchio y el tenor Giovanni Zenatello, estreno de ambiente hostil al músico, saldado con un inesperado fracaso que motivaría su revisión, o la “prima”, esplendorosa y póstuma, de “Turandot”, en 1926, con nuestro Miguel Fleta. Casi todas estas óperas, muy asentadas en el repertorio, son las que han proporcionado a este coliseo, innumerables e indiscutibles noches de gloria.

Noticias relacionadas

Share This