Parvularias UNAB crean espacio educativo en jardín infantil de Viña del Mar

Escrito por mjorda

15 noviembre, 2012

Proyecto realizado en el centro educativo Rayito de Sol mejoró el patio de juegos del establecimiento, aportando al aprendizaje significativo de los menores.

Generar un proyecto que logre dar sentido educativo a los espacios donde los niños se desenvuelven, fue el principal objetivo de las estudiantes Vanessa Arredondo, Valeska Avendaño y Camila Díaz, de Educación Parvularia de la Universidad Andrés Bello, quienes intervinieron el patio de juegos del jardín Rayito de Sol de Viña del Mar, dando a este sitio un sentido de aprendizaje y encuentro.

El objetivo de este proyecto, que forma parte de la práctica profesional de las alumnas, era entregar espacios de recreación a los niños y niñas del nivel sala cuna del jardín, otorgándole así una intención pedagógica, mediante utilización de rincones, como estrategia de aprendizaje y enseñanza, lo que a su vez se traduce en mejoras para la familia y la comunidad educativa, en general.

Según precisaron las estudiantes involucradas en el proyecto, su trabajo era diseñar un proyecto pedagógico que nació de una debilidad observada en el espacio exterior del establecimiento (patio de la sala cuna). “Logramos constatar que este lugar carecía de una intencionalidad pedagógica y material. Además el espacio se encontraba en condiciones no adecuadas para el desenvolvimiento personal de los párvulos, dejando de lado su seguridad y bienestar. Es por esto que surge la iniciativa de querer mejorar este espacio, para favorecer el aprendizaje de los pequeños”, explicaron.

Vale precisar que para llevar a cabo este plan educativo, se contó con el trabajo de las familias de los niños y el apoyo de la empresa “EASY Valparaíso”, quien junto a “Pinturas Tricolor” y “Caja de Compensación La Araucana”, permitieron reestructurar el patio.

“En complemento con los materiales pedagógicos confeccionados, se pretende trabajar todo este mes con los párvulos, involucrando a toda la comunidad que fue partícipe de esta iniciativa. Todo esto, para su beneficio y desarrollo integral de los niños”, explicaron las estudiantes.

Valeria Aspillaga
valeria.aspillaga@unab.cl