Artes Liberales
Escrito por

nextdreamCuatro entusiastas emprendedores que se denominan “inventores” coinciden en que la clave no está sólo en querer hacer las cosas sino que visualizarlas y tener la convicción de que se pueden lograr.  Un ejemplo: “La cama que se hace sola” uno de sus más famosos inventos. Sobre esto y más se trató la penúltima charla del Seminario Una Mirada al Alma de la Facultad de Comunicaciones.

De buenas a primeras, los términos emprender y alma parecen ser contradictorios. Si nos detenemos a pensar y le damos una vuelta al asunto, podemos encontrar cierta conexión, “relacionar ambos conceptos es dejar de estar pendiente de los estímulos externos, escucharse a sí mismo y entender lo que uno es. La idea es romper con la visión esquemática de la vida, con una mirada llena de amor en base al respeto a los demás”, explica José Luis Alegría, vocero de NextDream, la agrupación que expuso el tema “Emprender con el Alma” en el Campus Casona de Las Condes el martes 6 de octubre.

“La inquietud nace desde el alma, hay una visión, un instinto que seguir, considerando que cada uno de nosotros tiene experiencias de vida distintas”, dice Nino Parodi, uno de los integrantes del grupo.

Michelle Danzinger, es la única mujer del equipo, y confiesa con humor que en este país decir que su oficio es ser “inventora” es casi como decir “que está saliendo del clóset”, es decir, una rareza. “Independiente del tipo de idea que quieras concretar, lo único que puedo aconsejar desde el principio es que hay que tener un objetivo claro, un flecha dónde apuntar”, recalca.

Entregar virtud

José Luis Alegría habla de los principios para emprender. Explica que son varios, entre ellos, el de correspondencia, que tiene que ver con cómo enfrentamos la situación, cómo vamos a funcionar. “En esto es básico no abandonar jamás la premisa que lo que pensamos se materializa. Hay que crear a través del pensamiento, así en algún momento todo va a encajar”.

La unidad de equipo es otro de los puntos clave del éxito de este grupo de emprendedores, que gracias al invento de “La cama que se hace sola” lograron mejorar la calidad de vida de personas enfermas y discapacitadas. “Nos dimos cuenta que podemos cambiarlo todo, entregar virtud y ser un aporte”, comenta Edson Concha, otro de los charlistas.

“Hay un grado de amor muy importante en lo que hacemos, eso es lo que nos une, nuestra intención verdadera. Somos personas comunes y corrientes que necesitamos algo más en la vida”, agrega Alegría.

No olvidar

Siempre pensar que es posible cambiarlo todo, va a depender de la intención con que lo haga. Esa es la que tiene el poder de invocar. Nosotros enfrentamos las situaciones como queremos vivirlas.

En relación al trabajo en equipo, es preciso respetar el ritmo del otro, si no estás dentro del ritmo del otro significa que no estés capacitado, en este caso el ritmo opera en cada uno de acuerdo a sus tiempos. Cada quién tiene sus formas y métodos, lo importante es que los grupos no funcionan de manera eficaz sin orden.

“La humanidad entera necesita darse cuenta de que lo que hacemos tiene relevancia directa con los demás, con el entorno, en la medida que la gente sea conciente de ello haremos un Chile mejor”, opina el vocero de NextDream.

Noticias relacionadas

Share This