Rector informa cuál es la situación de la Universidad a raíz de las tomas

Escrito por Macarena Villa

31 mayo, 2016

Martes 31 de mayo de 2016

Estimada Comunidad Universitaria:

Me dirijo a ustedes hoy porque creo relevante hacerles un resumen de la situación existente en diversos campus de la Universidad.

Como saben, durante las últimas semanas se han producido diversas ocupaciones en edificios y Campus de nuestra casa de estudios. Actualmente, existen tomas en el Campus República (R2, R3, R5, R7, R9 y R10), Casona (C5), Los Leones, Antonio Varas, Bellavista, Campus Creativo y la Sede Viña del Mar.

Estas ocupaciones irregulares y totalmente innecesarias, han impedido que podamos desarrollar nuestra programación académica, por lo que hemos debido extender el calendario académico al 31 de diciembre y poner fin a las vacaciones de invierno para aquellos campus que cumplen tres semanas en toma.

Mod de tomas

Por lo anterior, no será posible realizar los cursos de invierno y se advierte que podría estar en riesgo el semestre de verano, todo ello generando además una serie de dificultades operativas relacionadas a la acreditación de las becas.

Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance por retomar las clases para una gran mayoría que quiere asistir, pero nos han obligado a tener que suspenderlas por la propia seguridad de los estudiantes y de la comunidad.

Reprogramamos clases para alumnos vespertinos, Advance y Postgrados, esto como consecuencia del fuerte efecto que tiene para ellos un retraso del calendario académico. Los edificios usados para dichas reprogramaciones también fueron tomados, en un acto irregular y totalmente egoísta. A su vez, decidimos utilizar colegios para poder impartir esas clases, algo que nos ayuda por el momento a atenuar esos efectos, pero que no es sostenible en el largo plazo ni se condice con las condiciones que esperamos ofrecer a nuestros estudiantes.

Por otra parte, acudimos a Carabineros para desalojar los primeros edificios en toma. Si bien la acción policial fue exitosa, de manera inmediata y de modo violento, grupos de estudiantes nuevamente ocuparon los edificios. Tuvimos que suspender clases precisamente para evitar cualquier acto que pudiese afectar la seguridad de quienes asisten a ellas, las imparten o son clave para su correcto desarrollo.

Hemos dialogado con todos los centros de alumnos que nos han requerido, yendo a los campus y recibiéndolos en más de una oportunidad yo mismo como Rector, los decanos y vicerrectores. A quienes están en toma, les hemos ofrecido reuniones inmediatas el mismo día que desocupen la infraestructura, y se han negado sistemáticamente.

Hemos hecho llamados y respondido a las comunicaciones de los dirigentes pero, lamentablemente, nos hemos dado cuenta también que aquí no siempre priman los intereses del resto del estudiantado. Es en este punto, donde les manifiesto mi preocupación por la posible irrupción de personas externas a nuestra comunidad en las dependencias de la Universidad, más aún, personas que cometen actos vandálicos a rostro cubierto, afectando los alrededores de los edificios, cortando el tránsito en la ciudad y causando daños y enfrentamientos con Carabineros.

También hemos visto, durante estos días, votaciones que no se apegan a ningún procedimiento formal y que, de forma ya cada vez más habitual, se han dado casos de tomas que se realizan a pesar de que los estudiantes se negaron a ellas.

Nuestros estudiantes son activos, les interesa manifestarse y ser escuchados. La Universidad cuenta con la estructura para que lo hagan, por eso los llamamos a utilizar su voz y estos medios para hacerse escuchar.

Existen formas de manifestarse, de mostrar posturas y de dialogar en medio de una movilización -instancia en que los estudiantes pueden expresarse públicamente y generar debates- pero que no deben confundirse con actos de fuerza que vulneran los derechos del resto del estudiantado.

Hemos actuado desde todas las perspectivas con el objetivo de retomar las clases, pero no ha dado el resultado esperado. Les quiero adelantar que seguiremos tomando todas las acciones necesarias para garantizarles su derecho a la educación. Por eso, si debemos seguir desalojando los campus, lo volveremos a hacer; seguiremos aplicando el reglamento interno a quienes por la fuerza impidan el ingreso a clases; si debemos seguir alargando el calendario académico aún más, lo haremos; ya hemos acudido a la Justicia cuando la situación lo ha requerido y lo seguiremos haciendo si así fuese necesario. Por tanto no duden que tomaremos todas las acciones necesarias para garantizar el normal funcionamiento de la Universidad.

Cada uno de ustedes eligió libremente la UNAB y su proyecto educativo y es por eso que la Universidad debe hacer respetar esa elección, no queremos que la comunidad siga viéndose perjudicada.

Por eso, nuevamente queremos hacer un llamado al diálogo a quienes representan a nuestros estudiantes, cuyos intereses debemos poner primero.

Atentamente,

José Rodríguez
Rector
Universidad Andrés Bello