Universidad Andrés Bello premia a pilotos de Veló con becas al mérito para financiar sus carreras

Escrito por mjorda

23 noviembre, 2012

 En una ceremonia al aire libre en el Campus Casona de Las Condes, el equipo “Veló” que obtuvo el segundo lugar en la Carrera Solar de Atacama 2012, entregó el trofeo al Rector Pedro Uribe.

 Pasión, esfuerzo y trabajo en equipo, fueron las claves para que Veló, tricicleta solar creada al alero del Campus Creativo por la Escuela de Diseño y el Centro de Sustentabilidad de la U. Andrés Bello, lograra un importante triunfo en la Segunda versión de la Carrera Solar de Atacama.

 Estas características fueron premiadas en una ceremonia de reconocimiento por parte de la Universidad en manos del Rector Pedro Uribe. “Esto demuestra el desarrollo y florecimiento de la creatividad al interior de la universidad, y ratifica la capacidad de logística en un equipo humano para lograr sus objetivos”, señaló Uribe.

 Fue por eso, que en reconocimiento al esfuerzo y entrega, los pilotos de Veló Rodrigo Salazar y Felipe López, ambos alumnos de la carrera de Diseño de la Universidad Andrés Bello, se les  otorgó becas al mérito que financiará por completo los estudios de ambos.

 “Estoy muy feliz y emocionado. Sólo el participar en esta carrera ya era un orgullo para mí, y un gran premio. Pero esta esta beca, permitirá que pueda financiar los años que me quedan”, cuenta Felipe López, alumno de segundo año de diseño industrial.  Por su parte, Rodrigo Salazar, quién además, es ciclista profesional, se mostró muy contento y honrado por haber representado a la Universidad en la carrera.

 Los pilotos tenían jornadas muy exigentes. “Un día antes que comenzara la competencia, sólo comíamos arroz, al desayuno, almuerzo y cena”, cuenta Felipe, para tener energías para afrontar la competencia. Se levantaban a las 5.00 de la mañana y se acostaban a las 12.00 de la noche. Fueron días de mucho sacrificio, pero gracias a eso lograron este importante reconocimiento.

 El Capitán del equipo y académico de la Escuela de Diseño , Héctor Novoa,  rescató el trabajo interdisciplinario y el respeto a cada una de las funciones de quienes integraban el equipo. “Fue un engranaje perfecto, que sincronizado y en equipo logró recorrer los 1.300 kilómetros de competencia”, comenta.

 Por su parte, el Director de la Carrera de Diseño, Gonzalo Puga, cerró la premiación con un champañazo como corresponde en este tipo de competencias automovilísticas, destacando que “esta fue una carrera larga que no se gana con las piernas, si no que con la cabeza”.

 

Por Valentina del Campo

vdelcampo@unab.cl