Tricicleta “Veló” gana primer día de la Carrera Solar de Atacama

Escrito por mjorda

16 noviembre, 2012

El automóvil híbrido creado por  la Escuela de Diseño y el Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, participa en la II Versión de Carrera Solar de Atacama, recorriendo 1.300 kilómetros por el desierto más árido del mundo.

Fueron 336 kilómetros antes de llegar a la meta y lo hizo en primer lugar, liderando la carrera en su categoría. Así fue el comienzo de la aventura de Velo en la Carrera Solar de Atacama 2012, que partió desde la Salitrera Humberstone y llegó hasta Calama.

Tras su arribo a la meta, el subcapitán del equipo de la Universidad Andrés Bello, Sebastián Tolvett se mostró muy contento por haber cumplido el objetivo: “Queríamos llegar a la meta y mantener una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora, y lo logramos”. Héctor Novoa,  Director del Proyecto Veló comentó, en tanto, que “el piloto, Rodrigo  Salazar, alumno de cuarto año de la carrera de Diseño Gráfico y con una gran trayectoria como ciclista profesional, se siente bien y ha llevado un ritmo y velocidad promedios de acuerdo a lo planificado”.

En medio de la carrera Veló logró incluso adelantar por momentos a Eolian, el auto solar de la Universidad de Chile. “El equipo cumplió el primer día en excelente tiempo, partimos y llegamos primeros. Estamos en muy buen pie para seguir con los tres días de competencia que faltan”, agrega Novoa.

Este viernes los vehículos comenzaron  la segunda jornada de 284 kilómetros,  desde el monumento Topater en Calama, y se dirigirán hacia San Pedro de Atacama, en lo que promete será una de las etapas  más duras de toda la carrera. La competencia contempla un recorrido total de 1.300 kilómetros en cuatro días de competencia, para finalizar el 19  de noviembre en Iquique, en la Plaza 21 de mayo.

Características de Veló

Veló es un vehículo urbano hibrido, que funciona con energía solar y a propulsión humana. Tiene  un motor eléctrico  que obtiene la energía de baterías cargadas por paneles solares y el pedaleo complementario o individual de sus usuarios. Esto sirve  indistintamente para generar tracción en el vehículo o para recargar de su batería.

Su proceso diseño, estuvo fuertemente marcado por la interacción entre diversas disciplinas, lo que se manifiesta en un diseño integrado y el alto grado de especificidad de cada componente empleado en su construcción, con fin de optimizar su rendimiento.

Tiene una altura  y un ancho de 1.3 metros y tiene 3 metros de largo. Pesa 100 kilos y está construido de aluminio de calidad aeronáutica. Tiene un motor de 100 w de potencia, utiliza baterías de litio. Cuenta con un  panel fotovoltaico  flexible de 300 w y 2.2 metros cuadrados de superficie. Este se adapta a la geometría del vehículo. Alcanza una velocidad de 55 kilómetros por hora.

Por Valentina del Campo

vdelcampo@unab.cl