Nueva Ley del Tabaco en la UNAB: ¿Se puede o no fumar?

Escrito por Francisco Valenzuela

15 marzo, 2013

La Universidad Andrés Bello está consciente de que esta nueva medida implica un cambio cultural gradual en el país, por esta razón los invita a conocer la nueva norma para saber cómo se aplica en instituciones universitarias.

Desde el primero de marzo comenzó a regir la Nueva Ley del Tabaco en el país, lo que implica un tremendo cambio cultural que impacta en todos los lugares públicos incluidas las universidades. Por eso elaboramos una guía para que tanto nuestros estudiantes como académicos y funcionarios  conozcan cómo se aplica esta nueva norma en instituciones universitarias.

Lo primero es conocer bien la famosa Ley N° 20.660, que es justamente la que prohíbe fumar en espacios cerrados, es decir, todo aquel que tenga un techo adosado a una pared, sin importar el material de ambas estructuras. En el caso particular de los establecimientos de educación superior, está permitido fumar sólo en patios y en zonas al aire libre.

La U. Andrés Bello habilitará, por lo tanto, áreas para fumadores en los campus donde existan espacios abiertos para que así no corras el riesgo, ni de ser sancionado por fiscalizadores estatales, ni que pases un mal rato.

“Mientras alumnos y colaboradores se limiten a fumar en estas áreas, que estarán claramente identificadas y señalizadas, no se expondrán a sí mismos ni a la universidad al pago de multas. Además, compartirán los patios y espacios abiertos, dejando espacios libres de humo para quienes no son fumadores”, explica Mirna Arrieta, Jefa Nacional del Departamento de Prevención de Riesgos de la UNAB.

Fiscalización y Publicidad

La nueva ley, además, prohíbe toda publicidad de productos de tabaco, por lo tanto en los campus no estará presente ni la venta de cigarrillos sueltos o en paquetes de menos de 10 unidades. “Sabemos  que estas medidas implican un cambio cultural gradual de nuestros alumnos y colaboradores, pero creemos que se irán adaptando a la ley por el bien común de la comunidad universitaria”, agrega la experta.

Las opiniones de los estudiantes sobre la Nueva Ley del Tabaco son diversas: Unos reconocen que les molesta el humo y otros consideran que la medida estatal es demasiado exigente, pero que finalmente será respetada.

“Si eres fumador es bueno que se habiliten sitios específicos para fumar. Al principio puede que existan infractores de la ley, pero después se van a acostumbrar”, afirma Carlos Pizarro, tesista de la carrera de Bioquímica de la UNAB.

Macarena Lemus, alumna de tercer año de Enfermería, sostiene que le parece bien que se habiliten áreas exclusivas para fumadores para que no nos afecte a los que no fumamos. “A mí me molesta de verdad el humo del cigarro”.