En el Día del Profesor asesores de Matthei y Bachelet dan a conocer sus propuestas educacionales

Escrito por mjorda

16 octubre, 2013

Ante la presencia de las más altas autoridades de la Universidad Andrés Bello, la Facultad de Humanidades y Educación organizó el debate “La Educación: Factor clave en la carrera presidencial”. En el Domo de Casona de Las Condes, repleto de alumnos y académicos, se dieron a conocer las principales líneas en reformas educacionales de la candidata de la Alianza y Nueva Mayoría.

A un mes de las elecciones presidenciales en Chile, los principales asesores en políticas educacionales de las candidatas Evelyn Matthei y Michelle Bachelet, se dieron cita en la Universidad Andrés Bello para presentar los programas académicos y debatir en torno a  las distintas propuestas.

Valentina Quiroga es una de las fundadoras de Educación 2020, es la coordinadora del equipo que elabora la propuesta educacional de Michelle Bachelet, además de desempeñar diversas labores de investigación en la Corporación de Estudios para América Latina.

En su presentación destacó los principales desafíos y prioridades en educación. “Está basada en cuatro pilares: la calidad educativa, la segregación e inclusión, la gratuidad universal y la educación como un derecho social”, explicó Quiroga.

En tanto, el representante de Evelyn Matthei, Rodrigo Castro, actual decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo y parte del comando de la candidata de la Alianza, enfocándose en las áreas de Salud y Educación, señaló: “El sueño de Evelyn es que Chile sea un país desarrollado. El camino es claro, pero difícil con muchos riesgos de descarrilar”.

Ante los actuales conflictos en materia educacional, el Rector de la UNAB, Pedro Uribe, destacó la importancia de abordar estos temas en la institución. “El debate pretende ser un diálogo enriquecedor para permitir la formación de una opinión sólida, respecto de los caminos a seguir”.

Similitudes programáticas

Entre las propuestas de ambas candidatas se presentaron más similitudes que diferencias. Reformas al sistema en relación a la educación como un derecho social, fin al lucro y al financiamiento compartido y sobre todo mayor fiscalización y énfasis en la calidad de la formación de los profesores.

Mientras Quiroga  promovía la gratuidad universal, ya que no les agrada el modelo como está planteado destacando que ésta era un derecho social y no como un bien de consumo, Castro se oponía a este punto, argumentando que sólo en los sectores más pobres la educación debería ser gratuita y los quintiles más altos deberían pagar por ella.

Con respecto a la PSU, Castro plantea que cada universidad puede optar a ella como mecanismo de admisión, pero recalcó que “no es la panacea para predecir el éxito del alumno en la educación superior”.

Por su parte, Quiroga explicó que la educación superior debe ser selectiva y por lo tanto tener un proceso de discriminación. “El sistema evidencia que debe ser revisado, pero es necesario mantener una prueba más justa y agregarle nuevos mecanismos alternativos de ingresos a la educación superior”, finalizó.

 

Por Valentina del Campo
vdelcampo@unab.cl