Cien alumnos de Fundación Integra estudiarán Educación Parvularia en la U. Andrés Bello

Escrito por mjorda

30 julio, 2013

Gracias a una licitación adjudicada por la UNAB, la carrera de Educación Parvularia profesionalizará al personal técnico de la institución con el fin de entregarles educación de calidad, integral y pluralista.

“Uno de los finales más tristes de toda la literatura universal es el final de Peter Pan: El tiempo ha pasado y Wendy es toda una mujer (…) La habitación está a oscuras. Contra el cielo estrellado se recorta la figura de Peter Pan.
– Wendy, vine a por ti. Es el tiempo de la limpieza de la primavera. Tienes que cuidar de mí y de los niños perdidos. Cuando él le dice: vengo por ti, ella le dice: no des la luz, porque dar la luz supone enfrentarse a la jodida certeza de que hemos crecido. Alguien entró de golpe en la habitación y encendió la luz y nos dimos cuenta de que casi no quedan niños. De que negamos el derecho a la infancia a los que la merecen. Si Peter Pan viniera a buscarnos, no den la luz.  No vayan a descubrir que lo hemos traicionado y que hemos crecido demasiado”. Con las palabras del cantautor español Ismael Serrano, se retrocede, se vuelve al mundo de la infancia, cuando los sueños eran realidad y nada más importaba. La infancia es el momento más importante en la vida de un ser humano. Es la etapa donde se adquiere el conocimiento y se van forjando los parámetros de la personalidad. Es por esto que la formación en este proceso de la vida debe ser oportuna y de calidad.

Ante esta realidad es que la Escuela de Educación Parvularia  de la Universidad Andrés Bello, en su jornada vespertina, participó de la licitación de un proyecto en el que cien personas con estudios técnicos de la Fundación Integra ingresan a estudiar la carrera para contar con personas expertas en la educación inicial.

La Educación Parvularia de calidad es un derecho, una herramienta de transformación social y un espacio donde niños, niñas y adultos se encuentran y participan juntos en la construcción de una sociedad más inclusiva, que ofrece igualdad de oportunidades. Esta etapa de enseñanza debe tener su foco en el desarrollo pleno y el aprendizaje oportuno y pertinente de nuestros infantes. Para Myriam Iturriaga, Directora de la carrera de Educación Parvularia de la Universidad Andrés Bello, la educación tiene espíritu de servicio. “Quisimos cooperar con la fundación haciendo los mejores intentos y pudimos dar cupo a casi  cien estudiantes que se integran a la escuela a partir del 5 de agosto”, explica.

Los alumnos ingresan en jornada vespertina y se suman a un programa abierto, en el que compartirán con el resto de los alumnos que cursen la carrera. Los conocimientos que tengan adquiridos del Centro de Formación Técnica del que provengan, serán convalidados. “Lo que les vamos a otorgar es el desafío de cumplir la misión institucional de la carrera, otorgar a los estudiantes  las herramientas necesarias para enfrentar cada etapa de desarrollo, propiciando oportunidades de aprendizaje tempranas, significativas y pertinentes para lograr una educación de calidad”, agrega la académica.

La  Directora de Educación Parvularia (vespertino), cuenta que para la carrera es  un desafío recibir a estas cien personas y que están comprometidos para hacer su mayor esfuerzo y lograr educadores comprometidos con un conocimiento profundo del ámbito disciplinario y pedagógico que debe tener el  profesional que trabaja con niños y niñas en la educación inicial.

Por Valentina del Campo
vdelcampo@unab.cl