Historias de Egresados
Escrito por

lilyrossSin bajarse de las tablas, la reconocida actriz chilena Liliana Ross dirigirá desde marzo de 2010, la nueva carrera de la Facultad de Comunicaciones. Se trata de un proyecto académico único, que le permitirá al egresado desenvolverse en los ámbitos de la actuación y la comunicación.


En la UNAB ya están preparado todo para la llegada de los alumnos que con ansias arribarán a la Escuela de Comunicación Escénica de la Facultad de Comunicaciones, en el Campus República de la Universidad.

“Se trata de un proyecto único e integral al estilo norteamericano en el que los alumnos recibirán entre otras cosas, formación musical, en danza, canto, teatro realista, clásico, postmoderno y al mismo tiempo podrán autogestionar sus proyectos. El objetivo de esta Escuela es ir más allá de formar actores y comunicadores, es formar profesionales y artistas versátiles”, explica Liliana Ross, quien tiene a su haber más de 45 años de trayectoria artística.

Gestores de ideas

“La idea es que nuestros egresados sean verdaderos creadores y gestores de proyectos, creativos. Que puedan hacer radio, locución, temas comerciales y conocer los diferentes estilos de actuación del escenario, en la televisión y el cine”, dice.

La Escuela de Comunicación Escénica de la UNAB –sigue una línea de formación universal- tiene como propósito involucrar a los alumnos y comprometerlos con su quehacer académico. “La primera meta de los estudiantes que entren a esta carrera se establece en función a sus aptitudes, lograr que ellos puedan dar el máximo, y hacer que todas las materias que se les enseñarán les sirvan para su formación profesional”, recalca con entusiasmo.

Artistas del renacimiento

 Sostiene la actriz, directora y productora de teatro, “mi gran desafío, al asumir este cargo, es crear artistas renacentistas, porque ellos sabían hacer de todo, eran completos, actores que sabían manejar su cuerpo, su voz, su imaginación, algo que es fundamental en un creador, además de practicar la autoexigencia”.

Explica que la actuación requiere de técnicas internas y externas, que debe usar el actor para determinado personaje. “Lo importante es que un buen actor va a funcionar en cualquier medio, pero siempre y cuando conozca el lenguaje de aquel en el que se desenvuelve. El talento se mide en cualquier parte”, sostiene.

Educación personalizada

Liliana confiesa que uno de sus grandes maestros es quien fuera padre de sus hijas el director teatral Hugo Miller, por quien tiene una profunda admiración y respecto, “Hugo fue un magnífico maestro, y su influencia me acompaña en este gran proyecto. Una frase que aprendí de él y que será piedra fundamental de esta Escuela es sacar de cada persona lo mejor que tiene, optimizar las cualidades de cada estudiante, porque lo que hay que entender es que la enseñanza del arte no es uniforme, depende del talento y de la disciplina que son menos matemáticas”.

“La clave de entregar una educación personalizada me permitirá saber como directora, qué es lo que necesita cada alumno, qué se debe reforzar en cada uno, con el objetivo de entregarle exactamente lo que cada cual requiere para su formación integral”, comenta.

“El actor está para solucionar problemas a la gente que lo convoca y hacerlo gozosamente, no para crearle problemas, en definitiva uno siempre tiene que hacer lo que ama”, concluye.

Ficha Comunicación Escénica

Grado Académico: Licenciatura en Comunicación Escénica.

Título Profesional: Actor-Comunicador Escénico.

Régimen de Estudio: Diurno.


Sede en que se imparte: Campus República.

Noticias relacionadas

Share This