DESTACADO PORTADA

La iniciativa permitirá que los alumnos usen su nombre social en los registros de asistencia, dentro de la Universidad.

Escrito por

A casi tres meses que la película “Una mujer fantástica” ganara el premio Oscar a la Mejor Película Extranjera, su trama y sus protagonistas aun acaparan la atención del país. Es que el film no solo muestra la cruda realidad de una persona transgénero en Chile, sino que además ha logrado instalar a nivel social y político la necesidad de atender las demandas en torno a un tema tan relevante como la igualdad de género.

Es por eso que la Universidad Andrés Bello invitó a la protagonista de la película, Daniela Vega y a su director, Sebastián Lelio a un conversatorio para abordar y debatir en torno a la igualdad de género y a ser parte de un importante momento para la universidad: la firma de un decreto que reconoce el uso del nombre social de los estudiantes trans.

Gracias a esta iniciativa, los estudiantes transgénero de la UNAB podrán usar su nombre social en los registros de asistencia, documentación y comunicaciones verbales y escritas para efectos internos del desarrollo de su vida estudiantil al interior de la Universidad.

El procedimiento al que apelará este decreto fue trabajado en conjunto con la Fundación Iguales por un período de más de un año. En este contexto, el rector José Rodríguez aseguró que esto es un paso más allá respecto de la Política de Convivencia: Inclusión y Promoción del Respeto, lanzada el año pasado.

Esta normativa ha reforzado algunos de los principales valores que hemos impulsado y defendido a lo largo de nuestros 30 años como proyecto universitario, tales como la inclusión, el respeto mutuo y el pluralismo”, valoró la autoridad.

Durante el conversatorio la actriz nacional se refirió a la situación de los trasngénero en nuestro país, al camino que ella ha tenido que recorrer y la tramitación de la Ley de Identidad de Género, la que permitiría a personas trans poder modificar sus documentos ante el Registro Civil.

“En este país en donde yo nací, en donde entro y salgo con un pasaporte que dice un nombre que no me corresponde y en el momento en que yo me muera si es hoy día, mañana o pasado y no tengo esa ley disponible, mi tumba no va a tener el nombre de Daniela Vega porque ese derecho no me corresponde en este país”, criticó Daniela.

Sólo una vez que esta iniciativa sea aprobada y se transforme en Ley de la República, los documentos impartidos por la universidad para efectos externos, podrán también tener el nombre que identifica a cada estudiante trans

 

Noticias relacionadas

Share This