Voces La Tercera | Discusión del aborto terapéutico en el Congreso: ahora es el momento

Escrito por Victoria Jeria

14 septiembre, 2016

HoracioCroxatto600En el Blog de Opinión Voces La Tercrea, el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2016, y Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello, Dr. Horacio Croxatto, se refirió a la discusión del aborto terapéutico. 

 

 

 

 

 

Discusión del aborto terapéutico en el Congreso: ahora es el momento

Poder discutir de aborto terapéutico es una gran oportunidad para las mujeres y los hombres de Chile. La aprobación para legislar respecto a esta materia, votada por la comisión de salud del Senado la semana pasada,  indica que es momento de dejar atrás prejuicios, dogmas y estigmas. Es hora que se efectúe una discusión seria, que contemple todas las aristas posibles y, por sobre todo, que deje atrás la opinión monopolizada por sectores más conservadores de nuestra sociedad.

Personalmente, estoy de acuerdo con este proyecto, es más, pienso que hace tiempo debiese estar aprobado y funcionando en nuestro país. Es una deuda que ha estado pendiente con las familias que han tenido que pasar por situaciones difíciles, y que en momentos cruciales no sólo no han encontrado apoyo en la legislación vigente, sino que además se penaliza.

El término aborto es una palabra que violenta y genera rechazo, básicamente, porque en los debates siempre hay un sector que lo demoniza. En mi opinión, la interrupción del embarazo debe ser despenalizada antes de las 12 semanas si la medicina estima que es lo apropiado para garantizar la salud de la madre, si ésta juzga que ello es crucial para su bienestar futuro, si lo que está en desarrollo es tan anormal que no podrá subsistir fuera del útero, o si es producto de una violación.

En estricto rigor, y según lo determina la Organización Mundial de la Salud, el concepto salud implica velar por el “bienestar físico y psicológico” de la persona y, en ese sentido, una mujer que ha sido violada o tiene en su vientre a un hijo que sabe que no va a sobrevivir después del parto, está muy afectada psicológicamente; está enferma. Y no sólo ella sufre este fuerte impacto, su círculo familiar también enferma y sufre a raíz de esta situación.

Uno de los recursos frecuentes, usados en contra de esta iniciativa, es el conflicto generado entre los intereses de la madre y los intereses del embrión.  A mi modo de ver, sería deseable establecer cuándo se comienza a ser persona y a partir de qué momento comenzamos a ser sujetos de derechos. Mientras no se desarrolle un sistema nervioso funcional, un embrión no es persona porque no tiene conciencia de su existencia. Antes de la semana 12 del embarazo, nada de eso ocurre. No es posible que este debate siga estancado en el Congreso, y mucho menos que esté supeditado  a concepciones totalitarias de la realidad.

En una sociedad cada vez más consciente y empoderada, es necesario entregar todas las herramientas necesarias para la democratización de oportunidades. Las últimas generaciones en Chile y el mundo han experimentado una progresiva tendencia a independizar su visión de la vida de las grandes corrientes de pensamiento. En la práctica, las personas son más autónomas en sus decisiones y se rigen menos por dogmas y más por su conciencia individual.  Este es el contexto que deben contemplar quienes tendrán la labor de votar esta ley que, más que necesaria, los ciudadanos de Chile merecemos.

Doctor Horacio Croxatto.

Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2016.

Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Andrés Bello.