¡Cuidado! No Todos los Productos Light o Diet Son lo que Dicen Ser

Escrito por Sonia Tamayo

15 octubre, 2009

No es habitual que los chilenos lean las etiquetas de los alimentos al momento de comprarlos, y menos apun fijarse en los ingredientes y aditivos que contienen.  A la hora de cuidarse de los kilos de más es necesario distinguir aquellos productos “light” y los “diet”, dice la docente Makarena Ruiz, jefa del Laboratorio Bromatología de la Escuela de Nutrición y Dietética.

 diet

Cuando ya quedaron atrás las Fiestas Patrias, los excesos en comidas y bebidas, y se inicia una nueva estación, el interés por cuidar el cuerpo pensando en el verano es una preocupación recurrente.

Comienzan las dietas y las personas recurren a alimentos bajos en calorías. Pero ¿saben distinguir entre “Diet” y “Light”? 

“Todos los chilenos debemos ser sujetos activos en el cuidado de nuestra salud. Informémonos acerca de qué contienen los alimentos y decidamos responsablemente qué es lo que queremos comer”, comenta la docente Makarena Ruiz, jefa del Laboratorio de Bromatología de la Escuela de Nutrición y Dietética.

“En nuestro país, los descriptores nutricionales en los productos no tienen ningún significado para los consumidores, sólo los especialistas saben cuál es la diferencia, por eso es importante educar sobre este tema. Si bien el Reglamento Sanitario de Alimentos no establece normas para la utilización de los conceptos light o diet, sí norma la utilización de los denominados descriptores: Libre, Bajo, Reducido, Liviano, etc. Conociendo esta información el consumidor puede elegir correctamente sus alimentos. Por ello, es importante saber leer bien las etiquetas de los alimentos”, comenta.

 

La elección

Respecto hasta qué punto conviene preferir sólo los productos “light” o “diet” para tener una buena alimentación, la ingeniero en alimentos, advierte que “cada día es mayor el número de personas que opta por las bajas calorías. El público no tiene claro el significado de estos términos y se hace necesaria una campaña masiva de información y educación al consumidor sobre alimentación saludable”, dice.

“Los productos light están muy de moda y no siempre son lo que dicen ser. Están desarrollados, en su gran mayoría, cambiando los hidratos de carbono (azúcares) por diversos edulcorantes, que producen un sabor parecido al original. Entre los compuestos utilizados están las sacarinas y aspartame cuyo uso en pediatría no está lo suficientemente estudiado para decir que son inocuos”, detalla la docente de la U. Andrés Bello.

“Lo importante es que se pueden consumir productos light, pero siempre fijándose de no sobrepasar la Ingesta Diaria Admisible (I.D.A.), que viene indicada en la etiqueta de cada alimento”, concluye la profesional.