Sin categoría
Escrito por

Ya sea por temas laborales o de entretención, la mayoría de nosotros pasa al menos medio día sentado frente a un computador, ¿y quién no ha presentado molestias por no poner atención a nuestra postura?, como por ejemplo: dolor cervical, lumbar, en antebrazo o muñeca.

 

Por Mariela Mellado

 

En esta oportunidad revisaremos algunas recomendaciones para mejorar nuestro puesto de trabajo.

 

Pantalla: Para evitar tensión cervical las pantallas deben estar ubicadas justo en frente al usuario, el borde superior de esta debe estar a la altura de los ojos y a una distancia de 40 a 70 cm.  Otra medida a considerar es que las pantallas no deben recibir luz natural directa, de no poder reubicarlas se deben utilizar cortinas, láminas o persianas para reducir los reflejos.

IMG_20171103_095732Teclado:  Para evitar tensión en las muñecas el teclado no se debe ubicar en el borde del escritorio, se debe considerar espacio suficiente para apoyar los antebrazos.  Si el teclado fuese demasiado alto se debe utilizar un apoya muñecas para mejorar la posición de las muñecas.

 

Mouse: El mouse debe situarse muy cerca del teclado y procurar contar con el espacio suficiente para manejarlo con comodidad, con esto evitamos la sobre extensión del brazo, lo ideal es intercalar mano derecha e izquierda para evitar fatiga.  Si alterna el uso del mouse no olvide cambiar el accionamiento de los botones en la configuración del equipo.

 

IMG_20171103_100648Asiento: Al tomar asiento se debe apoyar la zona lumbar firmemente en el respaldo, luego acerque la silla al escritorio y ajuste la altura del asiento hasta que los brazos queden cómodamente apoyados sobre el escritorio, no se debe sentir tensión en los hombros, para esto suelte los brazos a los costados y el borde del escritorio debiese quedar a la altura de los codos.  Una vez ajustada la altura del asiento debemos poner atención en nuestros pies, si no logramos apoyarlos completamente en el suelo debemos utilizar un apoya pies.

 

Se debe mantener el orden organizando los elementos de trabajo según frecuencia de uso, para esto dividimos el escritorio en tres secciones siendo la más cercana al cuerpo donde mantendremos los elementos de alto uso, en la IMG_20171103_095535sección central estarán los de uso medio y la sección más lejana ubicaremos los elementos de bajo uso.  Con esto evitamos sobre extender las extremidades innecesariamente.

 

Si aplicamos estas medidas logramos levantar la cabeza manteniendo el mentón paralelo al suelo, columna erguida apoyándonos en el respaldo, tobillos en ángulo recto al apoyar los pies cómodamente y hombros relajados al apoyar los brazos en mesa de trabajo.  Lo que se traduce en prevenir lesiones musculo esqueléticas.

 

Noticias relacionadas

Share This