Fracturas, cefaleas y diarreas: el costo del alto consumo de Omeprazol

Escrito por mjorda

13 junio, 2011

 

El Omeprazol actúan disminuyendo la secreción ácida en el estómago, por lo que desde su salida al mercado en 1988, ha sido ampliamente utilizado en el tratamiento de desórdenes relacionados con la hiperacidez. En nuestro país es uno de los medicamentos más vendidos.

 

Desde los 400 pesos se puede adquirir una caja de Omeprazol. Cada vez son más los chilenos que consumen este fármaco para combatir la hiperacidez gástrica, especialmente en aquellos días de fiesta o por determinados excesos en la alimentación. Pese a que su venta está restringida a la indicación médica, hay establecimientos que no respetan dicha condición y lo venden sin mayores restricciones.

Esto se suma a que en nuestro país existe una alta prevalencia de trastornos digestivos ácido, especialmente reflujo gastroesofágico y dispepsia, explica el doctor Freddy Squella, gastroenterólogo y académico de la U. Andrés Bello. La hiperacidez se produce debido a una excesiva secreción de ácido a nivel estomacal, lo que provoca el desarrollo de condiciones de excesiva incomodidad para los pacientes.

Uso indiscriminado

El especialista reconoce que existen riesgos en el consumo prolongado de este medicamento: “En cierto grupo seleccionado de enfermos, existiría un mayor riesgo de fracturas de distintos segmentos corporales entre ellos, muñeca, cadera o columna. Pero también un alto consumo pude asociarse  a cefalea, diarrea y disminución de absorción de vitamina B 12”, advierte el doctor Squella.

El especialista subraya que “el Omeprazol puede disminuir la absorción de calcio. Respecto a las diarreas cabe señalar que algunos artículos publicados han manifestado que se han encontrado presencia de sobrecrecimiento bacteriano intestinal”, dice. El Dr. Squella además agrega que la cefalea que se puede producir es una reacción idiosincrasia, es decir, una reacción determinada genéticamente y aparentemente anormal que algunos pacientes presentan frente a un fármaco.

Otros efectos adversos menos comunes que se asocian a la utilización del Omeprazol, incluyen broncoespasmo, angioedema y sequedad bucal. El Dr. Squella hace énfasis en que no deben consumir por ningún motivo este fármaco quienes sospechan de algún proceso maligno del tubo digestivo, pacientes con deficiencia de Vitamina B12. En  las embarazadas,  debe cuantificarse muy bien el costo beneficio de su uso pues es un medicamento clase C, según la FDA. El académico de la UNAB, subraya que en mercado, existen alternativas al omeprazol como antiácidos y antagonistas de receptores H2 como lo famotidina y ranitidina, que podrán ser prescritos según la situación individual de cada paciente, balanceando el costo beneficio del uso de Omeprazol.