Estudio UNAB: 75% de los chilenos considera que el Estado debe asistir a personas con discapacidad

Escrito por Ana María Larenas

2 diciembre, 2016

En Chile es común que la solidaridad se asocie a actividades o situaciones concretas, como la Teletón o las campañas organizadas en caso de catástrofes naturales. Sin embargo, al ampliar el concepto de solidaridad a distintas dimensiones, como la actitud hacia la desigualdad existente, el rol del Estado, la responsabilidad colectiva en la calidad de vida de las personas, la visión de los chilenos cambia.

Bajo la premisa que la solidaridad se refleja tanto a nivel individual como institucional, la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Andrés Bello desarrolló el estudio Valores y Prácticas Ciudadanas: Solidaridad, con la aplicación de 903 encuestas presenciales en 34 comunas del Gran Santiago, a personas de 21 años y más. Dicha encuesta es parte de un trabajo que se viene desarrollando desde el año 2012, con un énfasis en la exploración de temas de convivencia y ciudadanía.

Marcela FlottsMarcela Flotts, Directora de la Escuela de Trabajo Social y miembro del equipo de investigación, aclara que “el estudio buscó explorar las percepciones en torno a la valoración de la solidaridad y las actitudes asociadas a ella. Los encuestados expresaron un fuerte rechazo a la excesiva brecha de salarios, y afirmaron que salud, educación, vivienda, trabajo digno y pensiones son derechos sociales que deben estar garantizados estatalmente”.

Los resultados del estudio muestran que la mayoría de los encuestados considera al Estado como responsable de asistir a los discapacitados (75%). Esta afirmación es transversal a las características  socio-demográficas, aunque un porcentaje no menor afirma que es responsabilidad de los propios discapacitados y sus familias (14,7%) y de organizaciones no estatales (10,2%).

 

Mauro Basaure

Por otra parte, consultadas las personas por si recurrirían a la Teletón o a la iglesia en caso de extrema necesidad, ellas responden transversalmente con un muy de acuerdo (29,8%) y de acuerdo (49,4%).  Mauro Basaure, Director del Doctorado en Teoría Crítica y uno de los investigadores de este estudio sostuvo que: “se puede observar que los chilenos entienden a la familia como un reservorio de cuidado fundamental en casos de discapacidad, y que instituciones de caridad como la Teletón siguen gozando de alto aprecio ciudadano. Es muy posible además que, pese al descrédito y caída en los niveles de confianza de la Iglesia, las personas legitimen su labor caritativa”.

 

A la vez, un porcentaje cercano al 30% los encuestados afirmó que están muy de acuerdo (7.0%) o de acuerdo (26.4%) con que lo justo es que las personas paguen por los servicios que usan, como la salud y la educación. Destaca aquí el GSE alto, que alcanza el 49%. En igual dirección, pero incluso con mayor claridad, se expresan los datos relativos a las pensiones: En promedio un 74% de los encuestados afirmó estar muy de acuerdo (24.1%) o de acuerdo (49.9%) con que “cada cual debiera ahorrar para su propia vejez”.