Daños oculares por efecto de los rayos UV han aumentado en los últimos diez años

Escrito por mjorda

29 enero, 2010

El aumento en los índices de radiación UV y de las actividades al aire libre aumentan los problemas oculares. Y, durante el verano en particular, los daños se eleven entre veinte y un treinta por ciento, asegura el oftalmólogo Michel Mehech, académico de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello.

 eye

No sólo hay que cuidar la piel de los rayos ultravioleta durante el verano, también los ojos. Esto porque de los tres tipos de rayos UV que existen, dos de ellos pueden causar daño ocular: los UV-B que pueden provocar serias quemaduras en los ojos y los UV-A que se absorben mayormente por el cristalino.

“En esta época del año ocurre la mayor cantidad de alteraciones oculares por rayos UV, incrementándose en un 20% a 30%. Esto se debe principalmente al aumento en los índices de radiación UV, a las actividades al aire libre y al abuso del sol”, comenta el doctor Michel Mehech, académico de la Facultad de Medicina de la U. Andrés Bello.

Al igual que los efectos de la piel, el daño por radiación UV sobre los ojos es acumulativo. “Hoy existe evidencia sobre el daño que producen las radiaciones UVA y UVB sobre el tejido ocular. Por eso las consultas por este concepto han aumentado en los últimos diez años en un 30% aproximadamente”, asegura el doctor. 

Daños invisibles

Los rayos solares son invisibles y la exposición prolongada a éstos podría producir a largo plazo cataratas y daños a la retina. “Puede causar otras lesiones como queratitis, que es una dolorosa quemadura en la superficie corneal; pterigión, crecimiento de tejido que podría producir alteraciones de la visión e inflamación; y cáncer de piel alrededor de los ojos”, detalla el profesional.

Con respecto a la retina y especialmente al área macular, el especialista explica que la radiación UV está asociada como uno de los factores de riesgo de la degeneración macular relacionada a la edad; una de las más importantes causas de ceguera legal del adulto mayor.

Protección solar

El doctor Mehech entrega algunas recomendaciones para proteger los ojos este verano:

– Use un sombrero de ala ancha o un gorro. Esto reduce la cantidad de luz que incide sobre los ojos al caminar o estar de pie.

– La forma  más eficaz de proteger los ojos es con anteojos con filtro solar. Estos sólo se venden en ópticas autorizadas y lugares acreditados.

– Los anteojos de sol o vulgarmente conocidos como “cuneta” suelen perjudicar aún más los ojos que no usar lentes. Al ser oscuros y sin filtro solar la pupila bajo el lente se dilata y la radiación tóxica daña aún más el ojo.

– Asegúrate de que tus lentes de sol bloque de 97 a 100 % los rayos UV-A y los rayos UV-B.

Sonia Tamayo

stamayo@unab.cl