Alumno de Magíster en Desarrollo Curricular y Proyectos Educativos figura entre los 20 profesores mejor evaluados del país

Escrito por Sonia Tamayo

11 abril, 2013

La sonrisa no se borra del rostro de José Stein. Y no es para menos luego de ser informado que figura dentro de los 20 profesores mejor evaluados de la Asignación de Excelencia Pedagógica (AEP) del período 2012. Este premio lo entrega el Ministerio de Educación como reconocimiento al mérito profesional de los docentes de aula.

Sin duda que el logro es importante, ya que José Stein, alumno de Magíster en Desarrollo Curricular y Proyectos Educativos de la Universidad Andrés Bello, postuló al programa junto a más de 16 mil profesores. “Esta premiación es una inmensa motivación para seguir adelante, fue una gran sorpresa: estaba entre los 20 mejor evaluados y me invitaron a la premiación con el Presidente de la República”, comenta.

Este docente de 33 años, ingresó el 2011 al Magíster en Desarrollo Curricular y Proyectos Educativos de la U. Andrés Bello, instancia que según reconoce le brindó las competencias necesarias para llegar a buen puerto con la evaluación de la AEP. “Apliqué lo aprendido en clases y, además, los profesores me ayudaron a aclarar las dudas que iban surgiendo en el camino”, comenta.

Respecto a qué lo motivó a estudiar el Magíster, el profesional es categórico: “Mi motivación principal fue el amor por la pedagogía y las ganas inmensas de mejorar mis prácticas docentes en el aula, para así propiciar aprendizajes de mejor calidad a mis estudiantes”.

Pero la elección de este postgrado no fue al azar. “Antes de elegir el magíster, dice, revisé exhaustivamente los programas disponibles en el mercado y seleccioné el de la U. Andrés Bello por presentar una contundente malla que nos prepara en los ámbitos de la gestión, evaluación y currículum entregando además diplomados intermedios que nos permiten acreditar los aprendizajes a medida que se va avanzando.

Stein destaca que este postgrado le ha ayudado en tu labor profesional. “El magíster tiene la particularidad de entregarnos herramientas que podemos poner en práctica inmediatamente en nuestra labor docente. Personalmente, desde las primeras semanas, he podido constatar en terreno una gran mejora en mis prácticas pedagógicas con lo que he logrado que tanto yo como mis estudiantes nos sintamos motivados y felices en el camino educativo”, agrega.

“Como profesores tenemos la responsabilidad de actualizar nuestros conocimientos, día a día debemos resolver situaciones que pueden cambiar la vida de muchos, además el mercado laboral docente, con las becas impulsadas por el Gobierno, se pondrá cada vez más competitivo y hay que estar preparados”, señala este profesor que antes de estudiar pedagogía cursó la carrera de Ingeniería Comercial y hoy se encuentra capacitado para optar a un cargo directivo y “desde ahí realizar el mejor aporte posible a la educación”, concluye.

Sonia Tamayo
stamayo@unab.cl