Profesor de Escuela Derecho participa en foro de actualidad Jurídica

Escrito por mjorda

30 agosto, 2013

Andrés Benavides, Profesor de Derecho Penal de la U. Andrés Bello, fue invitado por la Universidad de Valparaíso a participar en Seminario de Actualidad Jurídica en Materia Penal, el pasado 22 de agosto, instancia en la que junto a otros expertos debatieron sobre la necesidad de recodificación en Chile.

El profesor de la Escuela de Derecho de la U. Andrés Bello, junto a los doctores en Derecho penal José Luis Guzmán Dálbora y Juan Carlos Cárcamo trataron el tema reforma y recodificación del Código penal chileno. Benavides expuso sobre las diferencias entre reformar y recodificar, además de hacer referencia a los proyectos de Código penal que se han desarrollado en Chile en el siglo XX y las razones de su fracaso, “ninguno ha alcanzado su meta: seguimos con el Código de 1874. Para llegar a buen puerto, identifico algunos requisitos que debieran cumplirse, tales como: La necesidad de existencia de consenso político transversal, estabilidad socioeconómica que permita enfocarse en este asunto sin desviarse a aquellos que son más urgentes aún, como por ejemplo, cuestiones sociales, dar énfasis a los principios de ultima ratio, culpabilidad y proporcionalidad, valoraciones sociales identificadas y el compromiso del gobierno de turno y calidad de los miembros de la comisión encargada de la tarea, expresó el especialista en la ocasión.

Por otra parte, sobre el caso de intentar un proceso recodificador, el Profesor señaló la necesidad de eliminar diversos tipos penales, entre ellos, parricidio, femicidio, infanticidio y sodomía; también la modificación de otros, tales como el aborto y el homicidio. Tratar la eutanasia, el derecho penal internacional y la corrupción no solamente pública, sino también entre privados. Asimismo, explicó otros aspectos a considerar, tales como efectuar una correcta prelación de bienes jurídicos, protegiendo al ser humano y su vida en primer lugar y dejando a la propiedad asignadas penas más bajas, regular la pena en base a un fin preventivo más que retributivo; preferir los delitos de peligro concreto por sobre los abstractos; incorporar los avances de la neurociencia en la discusión sobre libre albedrío y culpabilidad del sujeto; preferir el modelo de persecución penal del debido proceso por sobre el de la ley y orden, entre otras ideas.

Por: Javiera Gajardo
Javiera.gajardo@unab.cl