Marco Enríquez-Ominami tuvo abierto diálogo con alumnos de Ingeniería Comercial Viña del Mar

Escrito por Valeria Aspillaga

21 junio, 2013

Consciente de la fuerte competencia que deberá enfrentar, el candidato presidencial del PRO busca marcar la diferencia criticando temas de gran contenido valórico como la formación educacional desde una mirada economista.

Ante un patio  repleto de estudiantes,  el candidato del Partido  Progresista, Marco Enríquez- Ominami, planteó su visión respecto a temas como: educación,  deporte, matrimonio igualitario y derechos de la mujer, manteniendo su estilo abierto y frontal.

Tras abordar el rol que ha tenido el Estado para enfrentar el desarrollo social del país, ME-O, como popularmente se le conoce, sostuvo que la premisa parece ser “máxima felicidad al menor costo”, asegurando que no comparte dicha visión basada en que no todos los temas pueden ser trabajados bajo la perspectiva economista.

“Nosotros hemos sido esclavos de términos económicos, yo propongo que cuando hablemos de educación lo hagamos como una visión de sociedad no de un programa y cuando hablamos de gratuidad es porque creemos que ante ciertos derechos debemos ser todos iguales”,  precisó el candidato presidencial y agregó que la perspectiva económica “tiene sentido en muchas áreas, pero no necesariamente  es buena para aspectos como la educación. No podemos seguir haciendo lo que hemos hecho los últimos 25 años”.

En esta línea, el ex diputado sostuvo que hoy existen “instrumentos de medición de una supuesta calidad en la educación como el Simce, que hace competir a los colegios. Por tanto, esta idea de calidad asociada a la competencia, da señales a nuestros hijos de un éxito que se relaciona con una mecanización del aprendizaje, en pruebas de selección múltiple, situación que se replica en la PSU y que no sirve para la vida”.

Consciente de que hablaba ante un amplio número de futuros ingenieros comerciales, Enríquez Ominami precisó que “muchos pueden creer que no creo en el mercado, pero están muy equivocados porque lo que yo planteo es que el mercado no puede estar en todo, menos en la educación” y en este sentido abordó la situación de las universidades privadas frente a una posible gratuidad de las instituciones públicas, sosteniendo que “es necesario que exista un arancel diferenciado en universidades privadas y con ello quiero decir a quienes nos acusan de demagogia, que yo creo en la gratuidad sustentada en una reforma tributaria que de forma explicativa, asocio a la idea de nacionalización del cobre. No creo que todas las empresas deban ser estatales, pero si la renta que producen debe pagar tributos y royalty para beneficio de todos los chilenos”.

Culminada su exposición, Marco Enríquez-Ominami tuvo un abierto diálogo con los estudiantes quienes plantearon consultas frente al apoyo a la cultura y al deporte que su posible gobierno daría, así como también insistieron en temas de gratuidad en la educación, matrimonio igualitario y derechos de las mujeres.

Vale recordar que el próximo martes, a las 16 horas, se presentará en el Campus Reñaca de la UNAB Viña del Mar el candidato Andrés Velasco, en una segunda jornada de charlas presidenciales organizadas por el Centro de Alumnos de la carrera de Ingeniería Comercial.

Valeria Aspillaga
valeria.aspillaga@unab.cl