Concepción
Escrito por

Quince alumnos de la Universidad Andrés Bello sede Concepción recibieron sus certificados que los acreditan como monitores en prevención de la violencia contra la mujer. La capacitación involucró 20 horas teóricas y 20 horas de sensibilización las cuales fueron ejecutadas por la Casa de la Mujer de Talcahuano.

Se trata de una iniciativa pionera en la Región, siendo la UNAB la única institución de Educación Superior que ha establecido una alianza con el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género Sernameg, para prevenir la violencia intrafamiliar y la violencia en la pareja. Esto, luego que la institución fuera testigo de dos graves casos de maltrato entre sus alumnos que encendieron las alertas en cuanto  la necesidad de reforzar la educación y concientización en temas de género.

Así lo confirmó la directora (s) de Sernameg, María Elena Bückle. “Estas situaciones ocurren en todas partes, no sólo en esta universidad, pero la Unab tomó las medidas necesarias para capacitar a monitores y monitoras para poder trabajar con los alumnos y así poder apoyar a otras alumnas que están viviendo esta violencia y que no lo cuentan”.

Para la autoridad, este primer paso abre las puertas para instalar este tipo de programas de formación en otras instituciones educacionales que hasta el momento no cuentan con instancias para abordar el tema de la violencia.

Vicente Cáceres, director General de Desarrollo Estudiantil de la UNAB, explicó que esperan continuar e incluso ampliar este trabajo para 2018. “Esperamos fortalecer esta alianza con entidades públicas y privadas para poder incorporar a más estudiantes y poder generar una cultura y un clima de buen trato en la universidad”.

Agregó que “las universidades y los estudiantes son agentes de cambio, por lo tanto, que ellos estén involucrados en la primera línea y sean promotores del buen trato, del bienestar y de las cosas que van en contra de la violencia, es absolutamente necesario que se haga y hoy día somos pioneros a nivel de instituciones de educación superior en ir un paso adelante en la promoción y sobre todo en la prevención”.

Para Fernando Peña director de Desarrollo Estudiantil de la sede Concepción se trata de una importante oportunidad para enfrentar el tema, “de hacerlo visible, porque como universidad no podemos quedarnos callados y sin hacer nada, porque lo que termina ocurriendo es que se naturaliza la violencia. Estamos formando personas y no solamente en lo académico, sino que procuramos entregarles herramientas para su desarrollo personal”, comentó el encargado en el marco de la ceremonia de entrega de diplomas realizada el martes 19 de diciembre.

 

Entre los estudiantes que participaron Michaell Cid Rodríguez, de Trabajo Social, destacó la relevancia de este tipo de iniciativas que impactan desde el círculo más íntimo hasta el mundo laboral y social.”Es algo que tienes que hacer por ti, por tu familia, por tus amigos, por las personas con las que uno comparte en el trabajo y  acá en la universidad como alumno. Es una forma de tratar de cambiar la sociedad, si bien hoy no lo vamos a lograr, porque es algo que recién está comenzando, seguramente mis nietos van a vivir otra realidad, una donde la violencia ya no va a ser normalizada”, indicó.

Carol Olivares, también de trabajo Social, agregó que en el trabajo en terreno, en que entregaron volantes e información “había gente que estaba interesada, que nos preguntaba más, que no tenía idea donde estaban las casas de acogida y nos dimos cuenta de lo importante que es poder ayudar a que la gente esté informada”, reflexionó.

 

Noticias relacionadas

Share This