Concepción

La pequeña Antonella, conocida por ser la niña símbolo de Teletón 2015 será la primera a nivel nacional en probar esta tecnología presentada este 10 de julio en UNAB Concepción-Talcahuano.

Escrito por

Realizar funciones como poder comer o tomar un vaso es lo que le permitirá a Antonella, de 10 años, el exoesqueleto desarrollado por la empresa Tecbionics. La niña, afectada por una artrogriposis, que atrofia sus extremidades, será la primera en probar el dispositivo, presentado este martes 10 de junio en la Universidad Andrés Bello sede Concepción.

El exoesqueleto cumple la función de una órtesis elástico mecánica que ayudará a que la pequeña, la a quien conocimos como niña símbolo de la Teletón 2015, a mover sus extremidades sin la ayuda de terceros.  “Ella necesita bastante asistencia en lo motor. Es una malformación que básicamente implica que no puede mover ni sus piernas si sus brazos, lo que básicamente implica que no puede doblar sus piernas ni sus brazos”, comenta la mamá de la niña, Paz Valdés.

Antonella será la primera en Chile en tener acceso al EDIT AMC, como se ha denominado esta órtesis. Para ello se tomaron las medidas de sus antebrazos y, en un plazo de tres semanas, el dispositivo estará terminado e instalado en el cuerpo de la menor y lanzado oficialmente a nivel nacional.  “Me va a ayudar a poder hacer mejor ciertas cosas como tomar un vaso”, celebra con entusiasmo Antonella.

Tecbionics es una startup que encontró apoyo en la Universidad Andrés Bello para el desarrollo de esta y otras iniciativas en que no sólo se han comprometido recursos, sino también el trabajo de alumnos, como es el caso de prótesis con inteligencia artificial pensadas especialmente en personas que, por la distancia u otros factores, no tienen acceso a alguno de los Institutos Teletón. “El trabajo de nuestro Laboratorio de Innovación e Industrias es el primero en Chile en enfocar la ingeniería en “proyectos para la vida y por la vida”, destaca el director de Ingeniería Civil Industrial, Danilo Hernández.

El Ceo y fundador de Tecbionics, José Aravena, explicó que todo este trabajo no busca suplir el tratamiento kinesiológico y fisiátrico, “sino que viene a ser una ayuda para optimizar el proceso de rehabilitación y apoyar a la inclusión de aquellos niños que no pueden acceder a estos centros para rehabilitarse”.

En esta línea, comenta el académico es que se han desarrollado también otras iniciativas como dos prótesis que integran biotecnología para dos niños de la comuna de Antuco, en la Región del Bío Bío, diseñadas y elaboradas por un estudiante UNAB, Jean Belmar quien detalla que a partir de la aplicación de algoritmos de aprendizaje automático a las prótesis y órtesis de la startup. “Queremos que tengan movimiento autónomo, cosa que la persona alcance a pensar y se mueva la prótesis”.

Noticias relacionadas

Share This