Facultad de Ciencias de la Rehabilitación

En términos monetarios, Chile gasta el equivalente al 0,8 por ciento de su PIB en diagnóstico y tratamiento de enfermedades producidas por el tabaquismo. 

Escrito por

Más de siete millones de personas mueren cada año en el mundo a causa del consumo de tabaco. Hábito que no sólo cobra vidas, sino también implica altos costos para las economías y el medio ambiente. A nivel mundial, la OMS calcula que el tabaquismo cuesta a los hogares y gobiernos más de US$ 1,4 billones.

Chile, en tanto,  gasta el equivalente al 0,8 por ciento del PIB en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades producidas por el tabaquismo, lo que equivale para el Sistema de Salud un gasto cercano al 12 por ciento de su presupuesto anual en diagnostico y tratamiento de enfermedades por el consumo de tabaco.

En ese contexto, el pasado 31 de mayo y bajo el lema “El tabaco rompe corazones”, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemoró el Día Mundial Antitabaco, enfatizando no sólo en la amenaza que implica su consumo, sino que también para sus entornos y países.

Conciencia y comunidad

Adhiriendo a la iniciativa instaurada por la OMS en 1987 y contribuir a los esfuerzos de esta por generar conciencia, sobre los graves daños que ocasiona el tabaquismo, la Escuela de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello, Viña del Mar, organizó la 5ta versión de su Jornada de Cultura Antitabaco.

La actividad, dirigida a prescolares, escolares y público general de la Región de Valparaíso, contó con diversos módulos de atención en los que se realizaron, gratuitamente, exámenes de espirometría, flujometría, capaces de calcular la edad pulmonar de los pacientes y se educó a las personas que transitaban por la calle.

Instancia donde los estudiantes a cargo de los stands también compartieron con el público asistente, estrategias para la prevención del consumo de tabaco, la protección del fumador pasivo y la toma de conciencia sobre los daños que conlleva el tabaquismo.

Sobre la jornada

La iniciativa, desarrollada desde el año 2014, fue llevada a cabo en conjunto con alumnos de la carreras de Kinesiología de la Universidad de Valparaíso, quienes tuvieron la oportunidad de poner en práctica y compartir sus conocimientos, en beneficio de la sociedad.

En esta oportunidad, la actividad fue encabezada por la Directora de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Viña del Mar, Sra. Elizabeth Vargas, el Seremi de Salud Francisco Álvarez.

En 2017 participaron 76 estudiantes UNAB, beneficiando a alrededor de 300 personas en la plaza de la ciudad y a cerca de 240 niños de los colegios municipalizados de Viña del Mar.

 

Noticias relacionadas

Share This