Kinesiología UNAB se ubica nuevamente en la 2ª posición del ranking América Economía

Escrito por María José Marconi

4 octubre, 2017

La Escuela de Kinesiología de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación de la U. Andrés Bello nuevamente se destaca entre las cinco mejores de Chile, según la última medición publicada por la Revista América Economía.

KinesiologiaTal como todos los años, la Revista América Economía publicó el ranking de las mejores universidades del 2017, donde la carrera de Kinesiología de la Universidad Andrés Bello se ubicó en el segundo lugar por segundo año consecutivo. Esta nueva versión del estudio de calidad del sistema de educación superior de Chile mide el índice de calidad docente y de alumnado, investigación, internacionalización, ofertas de postgrado e infraestructura.

Los resultados de esta medición demuestran una tendencia de mejora continua, pasando en el año 2015 del 8° al 4° lugar, el año 2016 al 2° lugar y manteniéndose en esta posición el año 2017 en el ranking que se establece para las carreras de Kinesiología a nivel nacional.

“Estamos muy orgullosos de estar por segundo año consecutivo en el segundo lugar del ranking América Economía. La carrera de Kinesiología hace un trabajo permanente por la calidad de sus procesos educativos y fortaleciendo nuestra planta académica e investigativa”, señaló el Decano de la Facultad de Ciencias de la Rehabilitación, Dr. Christian Campos Jara.

En este mismo sentido, la directora de escuela de Kinesiología, Andrea Riquelme Gómez, comenta que “estamos muy contentos por este reconocimiento a nuestra carrera de Kinesiología, que nos ubica por segundo año consecutivo en el segundo lugar de este ranking. Nuestra Escuela es joven en el ámbito educacional nacional, y en esta corta existencia ha procurado formar profesionales de acuerdo a las necesidades de nuestro país, que se desenvuelvan de manera autónoma en las decisiones que comprenden su quehacer.”

La autoridad académica destaca la preocupación por parte de la Escuela por avanzar en mecanismos que le permitan asegurar la calidad de sus procesos educativos, en generar conocimiento a través de la investigación y crear la necesidad en estudiantes y titulados de tener una educación continua. “Éste es el resultado del trabajo de un gran equipo docente y de estudiantes, autoridades, titulados y empleadores que nos apoyan permanentemente. ¡Gracias a todos por esta gran labor!”, concluye.