Los cuidados de la tos en el invierno

Escrito por mjorda

7 junio, 2010

tos

Este incómodo síntoma que acompaña los cuadros de resfríos invernales puede ser combatido con productos naturales, además de los típicos medicamentos, señala José Manuel Delgado, químico farmacéutico de la U. Andrés Bello.

Las bajas temperaturas y el aumento de la contaminación ambiental que caracterizan el inicio del invierno, crean el ambiente propicio para la aparición de afecciones respiratorias. Se estima que los adultos sufren de dos a cuatro episodios de resfrío al año, cifra que en los menores puede llegar hasta seis u ocho.

La tos asociada a los cuadros gripales invernales se denomina tos húmeda o productiva y cumple la función de eliminar o expulsar las secreciones del aparato respiratorio. Al inhibir la tos productiva, favorecemos la acumulación de mucus a nivel del árbol traqueo bronquial, lo que propicia la aparición de infecciones bacterianas producto de la sobreinfección de esta materia, sumado a la disminución de la oxigenación de estos tejidos.

Esto porque “la tos es un mecanismo reflejo, que forma parte de los sistemas de defensa de las vías aéreas, no debe ser eliminada en muchos casos”, según explica José Manuel Delgado, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello. Sin embargo, existe una gran cantidad de medicamentos que son utilizados masivamente en el tratamiento de la tos en el periodo invernal.

Tratamiento efectivo

¿Pero cuándo es necesario tratar la tos? El experto indica que cuando interfiera en la realización de actividades o impida dormir: “En estos casos, se debe favorecer la eliminación de las secreciones y, como aspecto fundamental, se recomienda mantener la hidratación mediante el consumo de abundante líquido”.

Entre los medicamentos que aportan a este proceso figuran los mucolíticos (ablandan las flemas facilitando su expulsión) y expectorantes (estimulan los mecanismos de eliminación de las secreciones), así como los preparados obtenidos a partir de productos naturales como la miel, el tolú (producto que se extrae como bálsamo del árbol Myroxylon toluifera), la palta y las flores pectorales. Todos tienen efectos protectores y suavizantes que presentan sobre la mucosa irritada.

La tos seca, en cambio, se presenta como respuesta ante estímulos que causan irritación de las vías respiratorias altas, por lo que no produce expectoración y puede ser tratada con medicamentos antitusivos (medicamentos que eliminan la tos).

Recomendaciones

El químico farmacéutico de la U. Andrés Bello detalla algunos consejos para el tratamiento de la tos:

•          Consumo abundante de líquidos y jugos naturales, ya que ademásde hidratar representan un aporte en vitaminas C.

•          Mantener la humedad del aire mediante el empleo de vaporizadores.

•       Contactar a un especialista en caso de que se desarrollen cuadros febriles o cuando la tos persista más allá de dos semanas, se presente un exudado muy viscoso de color oscuro (como pus) o se detecte sangre en el esputo.