Desde España entrevistan a la Dra. Carmen Sandoval como referente de la Química y Farmacia en nuestro país

Escrito por mjorda

17 noviembre, 2011

Definitivamente la doctora Carmen Sandoval, Directora de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello, se alza como referente nacional de esta materia. Así lo demuestra la entrevista realizada desde España, por la Organización de Farmacéuticos Ibero latinoamericanos y difundida a sus integrantes de 22 países.

La Dra. Carmen Sandoval, Directora de la Escuela de Química y Farmacia de la UNAB, una vez más recibe elogios y reconocimientos por su compromiso con la profesión. Esta vez, en su calidad de Presidenta Anterior de la Organización de Farmacéuticos Ibero latinoamericanos (OFIL), que agrupa a profesionales de 22 países de habla castellana y portuguesa, fue invitada al XV Congreso de la Organización de Farmacéuticos Ibero latinoamericanos que se realizará entre el 1 y 3 de marzo del 2012 en Cadiz, España.

Ante esta invitación, la Dra. Sandoval fue entrevistada por OFIL, entidad que destaca su experiencia como química farmacéutica y su trayectoria en cargos importantes en nuestro país. A continuación, la transcripción de la entrevista:

–       ¿Qué orientación tiene la formación  farmacéutica en Chile?

–       Chile es un país de una larga y angosta faja de tierra y diversa geografía, en el cual existen 9 escuelas de Farmacia, las cuales ponen énfasis en el desarrollo curricular y estrategias académicas para satisfacer los requerimientos del campo laboral que caracterizan a la región geográfica en la cual se encuentran. Dicha estrategia responde al hecho de garantizar la inserción laboral de sus egresados en sus regiones, para lo cual sus directivos y docentes mantienen una constante retroalimentación con el medio, sus ex alumnos y empleadores. En este sentido, el sur de Chile se caracteriza por su desarrollo en las áreas agrícola y ganadera por lo que la Escuela de Química y Farmacia de esa región profundiza aspectos relacionados con la bromatología y el control de calidad de los alimentos y la piscicultura. En el norte del país, zona desértica y minera, las carreras de farmacia implementan actividades que propician el desarrollo de habilidades en el sector vinculado a la geología, análisis de suelos, fitocompuestos altiplánicos, análisis de metales y otros. En Santiago, zona central y IV región, donde se encuentran 4 escuelas de Química y Farmacia cercanas a los principales Industria de producción farmacéutica y cosmética e instituciones contralor de salud. Cada unidad ha ido enfatizando los estudios gestión de calidad y validación de procesos de la industria farmacéutica así como innovación en formas farmacéuticas y cosméticas. En el área asistencial y formación del farmacéutico clínico centrado en el paciente y sus medicamentos. Esta labor clínica  cercana y comprometida con el paciente es cada día más  requerida por los centros asistenciales  para ser acreditadas, considerando que la política de salud se centra en  la calidad de servicio y seguridad del paciente.

–       ¿Hacia dónde va la profesión?

–       La calidad de servicio de la atención farmacéutica al paciente es el sello actual de las políticas de salud. El paciente es el centro de atención de los profesionales de la salud Con la implementación de los nuevos sistemas de acreditación de centros de salud, se exige la presencia del profesional Químico Farmacéutico en clínicas y hospitales del país en todas las secciones que le competen (gestión, farmacia, clínica junto al paciente y otros profesionales de salud, farmacovigilancia, nutrición parenteral, oncología, etc.). Nuestro trabajo conjunto con otros profesionales de la salud en la toma de decisiones respecto a la medicación, el seguimiento farmacoterapéutico y la farmacovigilancia, entre otras, han demostrado su impacto positivo sobre la disminución de los costos asociados y a la mejora de la calidad de vida de los pacientes. Es por esto que la labor clínica del Químico Farmacéutico toma cada vez más relevancia y va ganado campo en nuestra realidad profesional nacional.

–       ¿Qué queda por hacer?

–       Hay varios aspectos que caracterizan la realidad de salud chilena en la que los Químicos Farmacéuticos jugarán un rol fundamental, entre estos, la implementación de los estándares de calidad requeridos a nivel de los procesos productivos en la industria para garantizar la intercambiabilidad de los productos, realidad que deberá ir acompañada de la realización de estudios de Bioequivalencia y del desarrollo de la normativa legal que exija el cumplimiento de estos aspectos. Se deberá continuar fortaleciendo el desarrollo del área clínica, realidad que debe ser apoyada por la implementación de especialidades y otros estudios de postgrado en las universidades.

–       ¿Cuáles son los peligros a los que se enfrenta?

–       Chile enfrenta una riesgosa situación respecto a la dispensación del medicamento en libre mercado. El hecho de que la industria farmacéutica representa un área donde confrontan los intereses económicos con la labor humana que representa el tratamiento de los pacientes, ha propiciado que en algunas instancias actuales, en la búsqueda de medidas centradas en lograr la disminución de los costos, se proponga la venta de productos farmacéuticos expuestos en locales comerciales de libre acceso como supermercados, lo cual es propiciado por fuertes poderes económicos. Esta realidad incorpora una amenaza que en caso de ser implementada, representaría un riesgo en lo referente al uso correcto y racional de los medicamentos, que sin dudas impactaría a la salud pública en la incidencia de efectos adversos e intoxicaciones, situaciones que en su conjunto aumentarían el gasto del presupuesto sanitario. En este mismo sentido, algunas empresas del rubro e instituciones de salud han empleado a Ingenieros Comerciales en cargos vinculados a los procesos de adquisiciones de medicamentos, buscando disminuir los gastos sin considerar la importancia de estudiar la relación costo beneficio, la existencia de estudios de bioequivalencia y características de los laboratorios de procedencia, entre otros, que requieren de una formación que solo es adquirida durante los estudios superiores en la carrera de Química y Farmacia.

–       ¿Qué espera del Congreso de OFIL de Cádiz?

–       Los Congresos de OFIL son siempre una instancia de actualización profesional. Pero además de relacionarse con otros países escuchar su realidad profesional, desafíos y fortalezas; relatar las nuestras y así armonizar la toma de decisiones, para intervenir con cada vez más asertividad en la salud de nuestros pueblos y mejorar la calidad de vida de una población mundial que envejece y que requiere de nuestro servicio.