Alertan sobre excesivo consumo de medicamentos para la resaca tras el 18

Escrito por mjorda

16 septiembre, 2010

Las celebraciones del Bicentenario se anuncian con todo: comer y beber es la consigna para muchos, aunque el aumento en el consumo de alcohol genere dolor de cabeza y malestar general a los días siguientes. Lo común entonces es que la población recurra a fármacos para aliviar la “resaca”, sin pensar en posibles efectos secundarios, explica Sebastián Orellana, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello.

Sin duda que entre los medicamentos más usados por la población que sufre “resaca” tras los agitados días de las Fiestas Patrias están los analgésicos (ibuprofeno, diclofenaco o ácido acetilsalicílico) y antiinflamatorios no esteroidales (AINES). Además, aumenta el consumo de paracetamol para calmar estas molestias. Todos estos fármacos se venden sin receta médica y están disponibles para toda la población.

Ante la posibilidad de aliviarse, sin embargo, muchas personas desconocen que abusar de estos medicamentos puede acarrear más de algún problema de salud, advierte Sebastián Orellana, académico de la Escuela de Química y Farmacia de la U. Andrés Bello. “El uso de estos fármacos no está exento de riesgos como irritación gástrica, si se consumen en forma crónica. Si consideramos que el alcohol irrita las paredes del estómago y al día siguiente la persona se auto-administran un analgésico, probablemente sufrirán alguna  lesión en la mucosa gástrica”.

¡Cuidados post “18”!

Según explica el químico farmacéutico, se ha demostrado que la ingesta de más de tres vasos de alcohol diarios es un factor de riesgo significativo de ulcera gástrica y duodenal. El uso combinado de 180 ml de whisky, 140 ml de vodka o 200 ml de vino más 300 a 600 mg de aspirina (dosis normal analgésica) aumenta el doble la cantidad de sangre en las heces, comparado con el consumo solo de aspirina.

El experto también menciona que el pacientes que consumen dosis superiores a 325 mg al día de aspirina (dosis normal analgésica) tiene cinco veces más riesgo de sangrado gastrointestinal que las personas que no se administran el fármaco, si esto se asocia al consumo de 21 tragos a la semana (3 diarios) el riesgo aumenta a 27. El uso diario de ibuprofeno, en tanto, presenta 2 veces más riesgo de sangrado gastrointestinal que las personas que no consumen este fármaco, si esto se asocia al consumo de 14 tragos a la semana (2 diarios) el peligro aumenta a seis.

Sebastián Orellana recomienda administrar los AINES 12 horas después del consumo de alcohol para minimizar el riesgo, sin embargo, esta sugerencia no ha sido comprobada en estudios clínicos.

Otro de los fármacos ampliamente usados para aliviar el dolor de cabeza y malestar en general es el paracetamol, este fármaco es eficaz y seguro en personas sanas a dosis máximas de 4 gramos al día. Este medicamento se metaboliza en el hígado produciendo compuestos que dañan este órgano, sin embargo, un hígado sano, produce una sustancia que inactiva esta otra tóxica.

Finalmente, el académico de la UNAB no recomienda el uso de AINES (aspirina, diclofenaco, ibuprofeno, etc.) para el alivio del dolor de cabeza después del consumo de alcohol porque aumenta el riesgo de irritación gástrica. Por lo tanto, para resolver el dolor y malestar general tras la ingesta de alcohol se sugiere paracetamol sin exceder 2 g al día para evitar el riesgo de daño hepático en bebedores sociales y en alcohólicos crónicos.

Envía tus comentarios a abmedios@unab.cl y síguenos en el twitter @noticiasunab.

Sonia Tamayo

stamayo@unab.cl